lunes, 18 de mayo de 2015

LA CONCEPCIÓN DE LA EDUCACIÓN INFANTIL EN ESPAÑA


La Educación Infantil en España ha sufrido un crecimiento bastante elevado en los últimos años, prácticamente el 100% de los niños y niñas de entre 3 y 6 años se encuentran escolarizados. Sin embargo, en el caso de la escolarización de niños y niñas de 0 a 3 años, la situación es completamente diferente, estando por debajo del 50%.

Al observar estos datos, es prácticamente obligatorio preguntarse a qué es debida esta diferencia entre el primer ciclo de Educación Infantil (de 0 a 3 años) y el segundo ciclo (de 3 a 6).

Para empezar, es importante recapacitar sobre la concepción que tienen las instituciones gubernamentales acerca de esta etapa, ya que ha sufrido grandes recortes, externalizaciones y una subida de cuotas, lo cual ha supuesto una bajada de la demanda por parte de las familias.

Por otro lado, nos encontramos con que, a nivel social, el primer ciclo de Educación Infantil, es entendido como un servicio asistencial más que educativo, una gran parte de la ciudadanía, considera que en las Escuelas Infantiles y servicios educativos para niños y niñas de 0 a 3 años no se realizan actividades educativas, con unos objetivos, planificaciones, etc. propios de cualquier nivel formativo. Por todo esto, las familias no consideran fundamental la incorporación de sus hijos e hijas en la escuela a edades tan tempranas, y añadiendo el elevado coste de las cuotas, el resultado es la consideración de otras alternativas.

Existen además multitud de debates en torno a la edad propicia para la incorporación de los niños y niñas al Sistema Educativo. Algunos colectivos consideran que llevar a los niños y niñas a la escuela desde edades tan tempranas, puede influir en el vínculo de apego con la madre y el resto de familiares cercanos, no obstante, otros argumentan que la Educación formal es muy beneficiosa desde el momento del nacimiento, ya que supone una estimulación de las alumnas y alumnos, favoreciendo así los futuros aprendizajes que se irán adquiriendo a lo largo de toda la Educación.

Evidentemente, es muy difícil decidir a qué edad debería establecerse la Educación Obligatoria, y se mantenga la edad actual, o se tome una decisión diferente al respecto, siempre va a existir un alto número de personas a favor de esto y multitud de detractores.

Sea como sea, ni educadores, ni familiares, ni cualquier ciudadano tiene la última palabra a la hora de tomar esta decisión a nivel institucional. Sin embargo, sí que considero que, independientemente de nuestra opinión al respecto, todos y cada uno de nosotros debemos informarnos, analizar la labor de la escuela en edad infantil y reflexionar sobre ello.

Bajo mi punto de vista, si nos paramos a pensar en todos los aspectos que se trabajan en esta etapa, encontraremos que la labor que se realiza, conlleva un enriquecimiento a nivel físico, psicológico, sensorial, cognitivo, etc. de una gran magnitud, y que no debe ser considerada como un servicio para "guardar" o "cuidar" a los alumnos cuando sus familiares no pueden hacerlo, sino como algo mucho más amplio, con una función Educativa de una gran magnitud.

Para finalizar, me gustaría destacar que todos tenemos, o tendremos en un futuro algún niño o niña cercano a nosotros, ya sea hijo, sobrina, vecino... y debemos tener en cuenta que ellos son el futuro de la sociedad, y que cualquier tema relacionado con su Educación, es responsabilidad de todos.

Laura Gómez García-Ochoa.
2A Magisterio de Educación Infantil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada