jueves, 21 de mayo de 2015

CUESTIÓN DE EDUCACIÓN. DOCUMENTAL JORDI ÉVOLE. SALVADOS


Este documental comienza a hablarnos de la escuela del franquismo, de cómo era aquella escuela y como es la escuela actual del siglo XXI. ¿A qué se deben estos cambios?; ¿son las reformas educativas un capricho de los partidos políticos?; ¿afectan por igual los recortes en la escuela pública que en la privada?.

La verdadera respuesta a esta última pregunta es que no, ya que a la escuela pública le afectan mucho más los recortes porque en los centros concertados o privados se les sube la tasa a los padres y apenas notan los recortes. En España actualmente entre el 31-32% de los centros educativos son concertados. La escuela pública tiene mala imagen por sus malos resultados, por los alumnos que acuden a estos centros educativos de menor "categoría" como pueden ser los inmigrantes o los alumnos de etnia gitana. Estos centros que acogen a estos alumnos suelen estar vetados por el resto de la sociedad y esto nos hace pensar que estos alumnos inmigrantes y gitanos no son admitidos en ciertos centros concertados o privados.

Otro de los grandes lastres del sistema educativo español es que pasamos muchas horas en los centros educativos y cuantas más horas trabajamos, menos resultados obtenemos. Es por esto que es clave la calidad del profesorado en la actualidad, aunque como todos sabemos es difícil pedir calidad a los maestros si cualquiera que obtenga un 5 en la prueba de acceso a estudios de grado puede optar a estudiar esta carrera, la cual solo debería estar reservada para unos cuantos.

Es por esto que la figura del maestro cada vez se está desprestigiando más y más, y es algo normal ya que si desde arriba no nos tienen en cuenta que hacen y deshacen a su antojo sin consultarnos nada, imaginaros la gente de la calle que apenas sabe nada de nuestro trabajo, o bueno no, se creen que saben todo sobre nosotros, se creen que no hacemos nada, que lo nuestro son solo vacaciones. Pero como digo es algo normal si los que nos gobiernan nos tiran por tierra una y otra vez y se supone que ellos son el ejemplo que ha de seguir esta sociedad del siglo XXI.

Como antítesis al sistema educativo de España vamos a ver como es la educación en Finlandia. En Finlandia nadie piensa en los ranking de PISA, ni profesores ni alumnos, es algo que allí no preocupa, pero con los datos que tienen normal que no lo hagan. Tan solo el 0,2% de los estudiantes abandona sus estudios y en cada aula solo hay 18 alumnos para 1 profesor, algo que no podemos ni imaginar que sea posible aquí en España.

Otra característica a destacar de este sistema educativo es que cuando existe en la clase algún niño con necesidades educativas especiales, el número de alumnos de esa clase disminuye. En cualquier centro escolar de Finlandia hay 15 profesores de apoyo y 80 docentes, y el 98% de los centros educativos finlandeses son públicos. Esto significa que toda la educación es gratuita, de tal modo que hasta el servicio de comedor está financiado, los padres no pagan nada por la educación de sus hijos.

En Finlandia mantienen la igualdad para todos, todos tienen las mismas oportunidades sin depender de nada. El gobierno apoya más a los centros con alumnado inmigrante. Los inmigrantes siempre suelen estar bien divididos por todos los centros por lo que la ayuda del gobierno no suele ser necesaria para dividir a los inmigrantes en diferentes centros y no colapsar uno solo.

Las reformas educativas que se llevan a cabo en Finlandia son llevadas a cabo por los profesores, no por los políticos. Esto quiere decir que la educación en Finlandia no siente los cambios de gobierno porque los partidos políticos están siempre de acuerdo para no tocar nada referente a la educación.

A diferencia de en España, la figura del maestro en Finlandia esta vista de una forma muy prestigiosa. Tan solo el 10-15% de los estudiantes acceden a los estudios de magisterio, ya que es de muy difícil acceso por sus altas notas. En Finlandia no existen las oposiciones para trabajar como funcionario, aquí simplemente tu solicitas una plaza y el director del centro educativo es quien decide si te la da o no. A la hora de impartir docencia los maestros tienen total libertad para hacerlo a su modo, ya que tampoco existen las inspecciones. Otro factor importante en la educación finlandesa es que los padres de los alumnos están muy involucrados en la educación de sus hijos, a menudo acuden a los centros a reunirse con los profesores de sus hijos para ver la evolución de estos.

Tras ver las diferencias entre estos dos sistemas educativos nos preguntamos si será posible tener en España un sistema educativo como el finlandés. La verdad es que habría que tocar muchos palos hasta conseguir un sistema así, empezando porque habría que cambiar todo lo que rodea al ámbito educativo. Se debería empezar a mirar por el bien común del país y no solo por el bien de unos pocos. La educación debería verse como un modo de sacar lo mejor de uno mismo y para conseguir que todo esto cambie sería necesaria la colaboración de todos los que están vinculados a la educación española (alumnos, padres, profesores, gobierno, etc.)

Lucía Bolado de Ancos

Un vídeo relacionado realizado por estudiantes de la Facultad....



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada