martes, 12 de mayo de 2015

LA INFLUENCIA TELEVISIVA

La televisión ejerce una gran influencia en el niño y ésta depende de su edad. Dicha influencia puede ser negativa como por ejemplo la agresividad, o positiva como el aprendizaje de un nuevo idioma. Los efectos dependen del tiempo y los contenidos. Los padres deben controlar las horas que pasan los niños frente a la televisión y que programación ven. Para ello es bueno conversar con ellos sobre los programas y verlos juntos para así poder controlar las imágenes o temas no adecuados.

A veces nos creemos que por dejarlos viendo dibujos animados no debemos preocuparnos pero en los intermedios también existen contenidos no adecuados que se reproducen en horario y cadenas infantil. Un ejemplo de esto son anuncios sexistas que pueden o no ser quitados con el tiempo o avances de series de esa cadena que contiene contenido no apropiado bien por el lenguaje, la violencia o por la sexualidad.


En muchos casos es la televisión la que educa a los niños, ya sea porque los padres pasan mucho tiempo fuera de casa o por no tener un control del tiempo del uso que se hace. Los niños acaban aprendiendo lo que ven, puesto que son como una esponja y absorben todo. Al final puede terminar condicionando su personalidad por imitar lo que ven. Un ejemplo es si idolatran a la protagonista de una serie pueden acabar imitando su forma de vestir, de hablar, su corte de pelo. Pero el mayor problema es cuando, imitando el mal comportamiento o empiezan a informarse de temas que no son para su edad. Otro ejemplo sería las drogas, es muy alto el porcentaje de famosos que las consumen y la facilidad con la que se pueden enterar los niños de esta información.

Otros ponen su propio ejemplo argumentando que ellos han visto mucha televisión: programas violentos o dibujos y no por ello copian sus actitudes. Finalizan diciendo que para ello tú debes saber qué es lo que está bien y mal aunque lo puedas ver en la televisión y eso se aprende a través de la educación de casa o de la escuela.

Es otra manera de aprendizaje, ver lo que está mal para no realizarlo. Esto requiere un apoyo y la atención continua de los padres cuando los hijos están viendo la televisión. 

Recursos:




Mª Rosario Ortega Lozano

2ºEd. Primaria A

Rosario1695@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada