martes, 19 de mayo de 2015

LA CENSURA EN LA RED

Entender cómo se controla Internet en la práctica puede ayudar a relacionar las fuentes de la censura de Internet y sus posibles amenazas. El control y la censura de Internet pueden abarcar un amplio rango.

Un gobierno nacional puede no solo bloquear el acceso al contenido, sino también monitorizar la información que acceden las persona de ese país, y puede penalizar a los usuarios relacionados con actividades que considera inaceptables. 


La censura implica una revisión mediante programas en la filtración de información por los usuarios, donde realizan una selección de todo aquello que se considera que va en contra de las políticas del gobierno.

Para ello se valoran las intenciones e intereses de la información publicada, y se limita la libertad de expresión.
La censura se da desde lo más insignificante como puede ser aparentemente un discurso ante una población hasta el guión de una película.

La censura en Internet, inspirada por la esperanza de re-imponer las distinciones geográficas, puede ocurrir por muchas razones.

• Razones políticas. Gobiernos que quieren censurar puntos de vista y opiniones contrarias a las políticas de dicho gobierno incluyendo temas como derechos humanos y religiones.
• Razones sociales. Gobiernos que desean censurar páginas web relacionadas con pornografía, juegos, alcohol, drogas, y otros asuntos que pueden ser ofensivos a la población.
• Razones de seguridad nacional. Gobiernos que desean bloquear contenido relacionado con movimientos disidentes, y cualquier cosa que amenace la seguridad nacional.

Con el propósito de asegurarse de que el control de la información es efectivo, los gobiernos pueden filtrar las herramientas que permiten a las personas sortear la censura a Internet.

En el caso extremo, los gobiernos pueden negarse a proporcionar servicio de Internet al público, como en Corea del Norte, o pueden cortar Internet durante periodos de protesta pública, como sucedió en Nepal en 2005, y en Egipto y Libia en 2011.

La libertad de expresión se ha sobrevalorado demasiado en los últimos años. El hecho de que un usuario tenga la capacidad y derecho de expresarse no implica dañar los términos legales.

El último suceso en la red fue en la prensa, el conocido ''Je suis Charlie'' fue un atentado o censura brutal llevada a la masacre, en la cual se reprimía con la muerte al semanario satírico de izquierdas francés. En él se recogían datos y usuarios políticos de distintos países, los cuales eran impregnados con ilustraciones ofensivas sobre cualquier tema tratado en el gobierno sobre todo contra la extrema derecha.

La masacre fue llevada a cabo por la organización terrorista Al-Qaeda en la Península Arábiga se adjudicó el ataque contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo en París ''como venganza por el honor'' del profeta Mahoma, fundador del islam.

Dos encapuchados entraban a la sede del semanario ''Charlie Hebdo'' y mataron a 12 personas, entre ellos a cuatro policías y dibujantes de la revista.

No debería existir la burla entre el gobierno, puesto que el término ''gobernar'' no incita a aplastar o reírse del otro partido, sino demostrar el valor de su trabajo y su empatía a la hora de tratar con las preocupaciones sociales que aturden a la población, para después poder tratarlos y solucionarlos.

La censura por lo tanto, aunque es un término que aparentemente es llevado a cabo con rigurosa seriedad, ha desaparecido en sitios como en la televisión, vídeos musicales, revistas y como hemos visto, la prensa. Es necesario por tanto conocer hasta qué punto podemos expresarnos, sin llegar a extremos ni quedarnos a media voz.

María Lara Puente 2ºB Educación Primaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada