lunes, 18 de mayo de 2015

RECONOCIMIENTO DE MI TRABAJO


La discriminación de las mujeres en el trabajo, viola los derechos humanos, desaprovecha talentos, limita las posibilidades de desarrollo personal y tiene consecuencias negativas, no solo para las mujeres, sino también para el mundo laboral, las familias y la sociedad en su conjunto.

Hay que luchar por la no discriminación de la mujer en el trabajo, promover la igualdad de trato de hombres y mujeres en el trabajo, igualdad en la contratación, igualdad de la remuneración por trabajos de igual valor y la discriminación por la maternidad. En general creo que la no discriminación de la mujer en el trabajo es una cuestión de principios.

Las mujeres hoy en día trabajan fuera de casa, pero esto no quiere decir que haya igualdad. Aún hay trabajos en los que por hacer lo mismo una mujer que un hombre, cobra menos la mujer. Esto lleva a que en caso de que sea incompatible que los dos miembros de la pareja trabajen, la mujer sea siempre la primera en abandonar su trabajo puesto que es la que menos gana.

Además de la discriminación que hay hacia la mujer en ciertos trabajos como: albañila, ganadera, camionera...etc.

Por otro lado el hecho de que la mujer trabaje fuera de casa no va asociado a que las tareas dentro del hogar se repartan por igual entre la pareja, aún se sigue viendo en la mayoría de los casos que las tareas domésticas son cosa de la mujer y en aquellos casos en que los hombres hacen tareas en casa estas son vistas como una ayuda pero no como un reparto equitativo.

Para que haya igualdad hay que empezar dándole al trabajo de la mujer la misma importancia que al del hombre, no considerando el trabajo de la mujer como una ayuda a la unidad familiar, sino como un sueldo más, igual de importante que el de su marido y reconociendo los mismos derechos en los trabajos para hombres y mujeres.


CRISTINA GARCÍA-CALVO MORA  
2º MAGISTERIO INFANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada