viernes, 22 de mayo de 2015

¿LA EDUCACIÓN LO CONTROLA TODO?


La escuela existe para "amoldar" a las nuevas generaciones a la sociedad existente, educando e instruyendo de acuerdo a políticas establecidas desde los organismos de decisión.

Todo sistema educativo es un sistema de control del poder sobre los ciudadanos. Este proceso es muy importante dentro de los sistemas educativos. Dentro de las unidades educativas el control social no solo se ejerce de profesores a alumnos, también hay que tener en cuenta la forma en la que los grupos de profesores ejercen control social sobre sus propios iguales.

Igualmente importante es el sistema de control social ejercido por los estamentos jerárquicos y administrativos sobre la marcha de los procesos educativos, porque en su acción pueden impedir la creatividad o la buena pedagogía.

Por último hay una forma de control social de los padres hacia la escuela y también desde la propia hacia los padres.

 Por lo tanto el control social se manifiesta en los valores y normas de convivencia que aporta la escuela a la socialización del niño, especialmente a través de los Objetivos Transversales de la Educación, aunque no debemos dejar de lado los valores y normas de convivencia que aprende el docente informalmente, como el Currículum oculto. 

Aquellos aspectos educativos referidos a normas y valores de convivencia social incluidos en la planificación escolar pueden ser considerados como la parte objetiva de la socialización y el control social que imparten las escuelas.

La dimensión subjetiva de la socialización y el control social de la escuela está representada por el posterior autocontrol social que ejerza el individuo sobre sus actos, siempre que haya estado influido por las enseñanzas recibidas de sus maestros, lo que es muy difícil de medir.

Desde hace un par de décadas a esta parte vivimos lo que genéricamente podríamos llamar el deterioro de las condiciones sociales e institucionales del necesario orden con que se imparten los conocimientos en nuestras escuelas, lo que ha traído como consecuencia el deterioro de los vínculos que posibilitan el quehacer educativo entre docentes y alumnos, en cierto tipo de escuelas, y el acrecentamiento de rígidos esquemas disciplinarios, que incluyen hasta deterioro de los mismísimos derechos humanos de los estudiantes y profesores.

Parte de las razones para este deterioro están en los acelerados cambios culturales, sociales e institucionales que ha estado viviendo el país al modernizarse para acercarse a los niveles de vida de los países más avanzados. Esta situación de cambio generalizado en nuestra composición como país nos conduce a ciertos grados de desorganización de las instituciones educativas, en que la familia le entrega a la escuela la total responsabilidad en la formación de normas de vida cotidiana y en la conducta de sus hijos.

Al mismo tiempo se han desarrollado épocas de deterioro o cambio muy profundo en las condiciones del trabajo docente, carencias presupuestarias, obsolescencia de paradigmas y programas educativos y cambios en las políticas educativas, que han trastocado completamente los métodos y observancias de disciplinamiento escolar.

Muchos políticos buscan adueñarse de la escuela ya que se buscan controlar las ideas y actitudes de los alumnos.

J.M Paredes dice que "el proceso de politización y el proceso de educación son semejantes y complementarios ya que los fines de la educación proceden de la filosofía social que sirve de tronco común a las ideas políticas".

Mabel Mera Salgado 2º de Magisterio Infantil
Fuentes relacionadas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario