domingo, 17 de mayo de 2015

Educación, Infancia y Derecho

        Sin darnos cuenta, la sociedad digital se ha integrado entre nosotros, sin embargo, tenemos que prestar mucha atención a algunos aspectos que se nos escapan de las manos aún para poder controlar ese mundo digital y no al contrario.

A la hora de hablar de la sociedad digital todavía hoy nos encontramos con problemas como la protección de datos, el uso y el abuso de las tecnologías de la información o cómo controlar la privacidad en las redes. De hecho, los jóvenes empezaron utilizando Facebook, después se pasaron a twiter y luego a whatsapp porque así controlan mejor su grupo y la información que ellos desean controlar, pero ¿realmente controlan toda la información o sólo lo creen?

Aquí tenemos que hablar de la protección de datos que es cualquier información que pueda ser utilizada de una persona física. Pero, para ello, tenemos que dar consentimiento para el trato de los datos personales y, entonces, es cuando nos topamos con el problema de las imágenes de menores de catorce años, ya que deben ser consentidas por los padres o tutores.

En la Sociedad Digital todos los datos del individuo están en la red y se difunden muy rápidamente, en tiempo real. Los menores son especialmente vulnerables en internet y en las nuevas tecnologías, pues dan muchos datos de ellos que luego pueden tener consecuencias. Está bien que utilicen internet y las nuevas tecnologías para formarse e informarse, pero lo tienen que utilizar con cuidado y sabiendo lo que hacen, ya que cuántos más datos introducen, mayor vulnerabilidad tienen. De hecho, adolescentes de entre 12 y 18 años introducen datos de ellos mismos y de su familia que, sin ser conscientes de ello, se hacen públicos en el momento que lo introducen y no piensan en las repercusiones que les puedan traer. Por lo que cuatro de cada diez niños han encontrado algún riesgo en algún momento, pues cuando el menor difunde datos en la red, no es consciente de la fuerza que pierden la red.

Esto es una tarea compleja de solucionar y controlar y el Derecho Fundamental ha tenido que adaptarse a las nuevas tecnologías y a los nuevos tiempos. El ordenamiento jurídico y el marco jurídico de la Unión Europea debe reforzar la seguridad jurídica y la práctica en internet, sobre todo, para proteger al menor. Sin embargo, los padres o tutores han de ser los primeros responsables de esa protección y esto ya lo menciona la legislación española.

Pues bien, esta sociedad digital también llega a la educación, pero ¿cómo llega?, ¿estamos seguros de que lo utilizamos bien? Está claro que las familias aún no sabemos utilizar bien las TIC’s, pues no se trata sólo de disponer de ordenadores y Smartphone, sino también de saber utilizarlos de manera adecuada para obtener información y formación, y, los padres (sobre todo) y el profesor, debemos saber utilizarlo bien para poder proteger a nuestro hijos y que aprendan a utilizarlo adecuadamente sin consecuencias.
           Por tanto, la protección de los derechos del menor, ¿cómo se puede controlar? Se consigue obteniendo una alta calidad de contenidos educativos y creativos, a través de una concienciación y difusión segura, creando un entorno seguro, luchando contra el abuso y explotación sexual infantil y un mayor interés por parte de la industria y las redes sociales para poder controlar la edad, los contenidos y la protección de datos. Está claro que aún queda mucho trabajo por hacer.


Mª Inmaculada Rodríguez Salas.
2º A Primaria.
MInmaculada.Rodriguez1@alu.uclm.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario