viernes, 22 de mayo de 2015

"LA INFLUENCIA DE LA TELEVISIÓN EN LAS ACTITUDES VIOLENTAS DE LOS NIÑOS"



La TV influye negativamente en el comportamiento de los niños en función de los programas o dibujos que observan.

Lo que más va a influir a un niño son los dibujos (es muy raro que los padres dejen ver a sus hijos programas como “Sálvame”). Aunque los padres no se den cuenta, la mayoría de los dibujos animados presentan actitudes violentas revestidas por el carácter inocente que suelen tener (Por ejemplo, Pokemon o Sin Chan, que son series en las que se presentan, en el primer caso, luchas y en el segundo caso, actitudes que llegan a ser obscenas).

Esto va a hacer que el niño considere que lo que está viendo es lo correcto y lo va a adaptar a su comportamiento, derivando en un cambio de actitud negativo que culmina en  agresividad o violencia. Aparte, se va a observar una disminución en sus relaciones sociales porque va a preferir quedarse en casa viendo la TV que salir con sus amigos a jugar.

Otro factor que va a influir en los niños son los videojuegos,  que también afectan a sus relaciones sociales porque prefieren quedarse en casa, y además  incentivan en ellos aspectos violentos o agresivos.

Se debería llevar a cabo un control de todos estos aspectos, pero en la medida en que esto no sucede lo único que deben hacer los padres es controlar qué es lo que ven sus hijos e intentar establecer sobre ellos unos horarios de ver la TV o jugar a los videojuegos.

Muchas veces los padres dejan a sus hijos delante de la televisión o de los videojuegos y consolas como una vía de escape para no tener que estar encima de ellos todo el día. Esto se puede deber a problemas de comunicación en la familia o a una imposibilidad de controlar al niño por comportamientos anteriores no acordes con actitudes positivas. 

Por otro lado, esta situación puede llevar a problemas de salud o ser la causa de problemas sociales.

En el primer caso, observamos a niños que empeoran su estado de salud respecto a su aspecto físico ya que la inactividad que supone el estar delante del televisor hace que este tipo de niños pueden corresponder a un cierto perfil de niños con problemas de obesidad o de visión.

En el segundo caso, los niños que reciben rechazo por parte de sus compañeros de clase o de sus propios amigos prefieren quedarse en casa y la única vía de entretenimiento que les gusta es la TV.

No es un tema fácil de tratar, intervienen muchos factores que deben ser analizados, y requiere de una ayuda conjunta entre los padres, el propio niño y personal especializado para conseguir que las actitudes y problemas que deriven en los niños por estar delante del televisor todo el tiempo  se puedan solucionar a tiempo. 


ISMAEL SÁNCHEZ SAIDI
MAGISTERIO PRIMARIA 2ºA 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada