lunes, 7 de enero de 2019

¿QUÉ DOCENTE QUIERO SER YO?


En la actualidad hay algunos maestros, como César Bona, que  hacen reflexionar sobre las características que debe tener un buen maestro o de como debería ser el sistema educativo o por ejemplo como se debería enseñar a los distintos alumnos. Cuando nos ponemos a pensar cuales deberían ser las características o cualidades que debería tener un buen maestro, generalmente nos acordamos de como eran los profesores que a nosotros nos han dejado huella, ya sea positiva o negativa, puesto que también es importante aprender de los errores.

En mi caso, siempre que  me paro a pensar sobre estas cuestiones, se me viene a la cabeza un maestro que a mí me ayudó mucho, no solo con las cuestiones académicas sino también a ser mejor persona y me iluminó cuando no le encontraba  sentido a aquello que teníamos que aprender. Este profesor se llama Ángel (en la actualidad es director de un instituto en Toledo) y para mí ha sido el mejor profesor que he tenido en mi etapa educativa. Desde mi punto de vista tiene todas las características que debe tener un buen maestro como por ejemplo: enseña valores (respeto,esfuerzo,empatía),se preocupa por el bienestar de sus alumnos,es trabajador, comprometido, innovador, motivador... pero sobretodo disfruta con su profesión y transmite a sus alumnos las ganas de aprender y de esforzarse por lo que uno quiere.

Por otro lado existen profesores que nos dejan un mal recuerdo pero nos sirve para aprender y no cometer los mismos errores en un futuro. En mi caso ha habido varios maestros que me han dejado un mal recuerdo, pero hay una maestra, de cuyo nombre no quiero acordarme (como dijo César Bona), que para mí ha sido la peor maestra que he tenido. Era una profesora (en la actualidad es profesora de un instituto en Toledo) que me quitó la ilusión por aprender y hizo que cada día me gustase menos su asignatura. Además era una profesora que no era querida, en general, por su forma de dar clase o corregir los exámenes. Fue entonces cuando me di cuenta de cómo cambian las cosas  cuando el profesor se entrega a sus alumnos y no al revés.

Después de estos dos ejemplos se pueden ver las huellas positivas y negativas que nos dejan los maestros a lo largo de nuestras diferentes etapas educativas.

Aparte de las diferentes huellas o sensaciones que nos dejan nuestros profesores, otra cuestión que deberíamos plantearnos,como futuros docentes, sería si la educación que recibimos en el siglo XXI es la apropiada o por el contrario deberíamos cambiarla. Cada vez son más los centros escolares que hacen un proyecto de centro, generalmente,con un carácter innovador. Por ejemplo el proyecto "Galiana Presenta" ha recibido numerosos premios de innovación educativa por trabajar la educación de forma distinta a la educación tradicional, además, este proyecto ha hecho mejorar la relación profesor y alumno a la vez que ha contribuido a mejorar sus resultados académicos. En relación con la conferencia de César Bona ,que se plantea no enseñar a todos los alumnos por igual ni aplicar el programa sino que cada alumno consiga sacar lo mejor de él con ayuda del maestro, este proyecto pretende que el verdadero protagonista de la educación sea el alumno a la vez que intenta sacar la creatividad o el "talento" de los alumnos, que la mayoría de las veces no nos damos cuenta del talento que tenemos. 

A mí me gustaría ser una maestra innovadora, puesto que nosotros seguimos con la misma educación que tuvieron nuestros padres y que en la actualidad no parece que vaya  a cambiar, así que tenemos que ser la nueva generación de maestros los que cambiemos la educación. De momento han empezado algunos centros a hacer proyectos innovadores pero en un futuro debería de ser innovadora la forma de enseñar o educar. En la actualidad las tecnologías están avanzando muy rápido pero desgraciadamente los caminos de la educación no avanzan. Por eso  el que encuentre el camino diferente de transformar lo heredado o aprendido en otra forma diferente de transmitirlo es el que va a triunfar. A mí como maestra me gustaría que mis alumnos me quisieran mucho y que vinieran con la misma ilusión con la que nosotros fuimos al colegio o al instituto y que en un futuro cuando esos alumnos se marchen del centro vuelvan a vernos y a pedirnos consejos o ayuda. Eso significara que se esta realizando una buena labor docente.

En resumen y como diría César Bona el buen maestro es el que educa en emociones, no para de aprender , aspira a sacar lo mejor de sus alumnos y a dar cada día lo mejor de sí para que la educación progrese cada vez mejor. Y para terminar, una cita de Piaget:"El objetivo principal de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas, y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron".

SARA MAGRO LÓPEZ, 3ºB
MENCIÓN TICE   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por contribuir con sus comentarios a las entradas de nuestra Revista Digital.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.