miércoles, 12 de julio de 2017

Todo lo que deberías saber para hacer tu currículum

A la hora de buscar trabajo, algo que se debe de tener en cuenta es que, el currículum que hagas, será tu carta de presentación para abrirte las puertas de la empresa a la quieres acceder.

Conoce las directrices básicas a seguir para elaborar un currículum a la medida de tus necesidades laborales, para que el empleo que buscas, se convierta en una realidad. Todo esto, independientemente, de la estructura elegida para realizarlo.
-          Información a mostrar.
Para empezar, debe ser atractivo a primera vista. No se trata de que te conozcan en profundidad a través de él. Lo que realmente importa, es que, con la información que ofrezcas, debes generar el suficiente interés como para que quieran saber más de ti. Por lo que, uno de los detalles más importantes a la hora de su elaboración, es que la información debe ser clara, breve y concisa. 

En la actualidad, un currículum no sobrepasa una o dos páginas. Piensa que, para ello, debes destacar en ese breve espacio, la información más relevante y todo aquello que hacen de ti el mejor candidato para el puesto. Así que, esos datos, es lo primero que deben leer cuando se encuentren con él en la mano. Se trata de que los capten en tan solo un vistazo. Te puedes ayudar, por ejemplo, destacando la experiencia profesional que esté relacionada con el puesto al que quieres acceder, indicar antes esa experiencia laboral que la formación. En caso de que no tengas experiencia laboral en ese puesto, pero hayas trabajado en otras áreas, no omitas esa información, dado que, a algunas empresas, les puede causar mala impresión ver que hay un periodo de tiempo sin reflejar laboralmente. Nunca dejes de reciclarte. La actualización curricular es muy importante para conseguir un empleo, lo puedes hacer buscando centros  en tu ciudad o a través de páginas especializadas como tumaster.com  que  te ayuden en la búsqueda de cursos o másteres que complementarán tu formación
-          La utilización de las palabras clave.
Utiliza un lenguaje sencillo. Piensa que, el primer filtro, viene del departamento de recursos humanos y no tienen por qué dominar los tecnicismos de todas las áreas de la empresa, por lo que, las palabras muy rebuscadas, es mejor obviarlas.
Destaca las aptitudes y actitudes que más encajan con lo que la empresa busca. Utiliza palabras que te caractericen como profesional. Puedes hablar tanto de tus objetivos a nivel laboral, como de qué es lo que esperas de la empresa a la que optas. Por otra parte, toda empresa busca personas resolutivas y proactivas. Indicar así tus logros como trabajador, conforman un ejemplo de algo tangible en lo que se pueden fijar.
-          El uso de formatos.
Sería de utilidad tenerlo en varios formatos, de este modo, haces uso de él en función de las características del puesto de trabajo al que quieres acceder. Puedes tenerlo en PDF, online, Word, video, etc. Múltiples opciones de las que seguro podrás hacer uso.
Como hemos indicado al principio, se trata de que captes la atención al primer contacto, así que, un currículum visual, sin llegar a lo extravagante, puede ser un punto a tu favor.

Cada vez hay más opciones creativas para realizarlo, pero eso dependerá del sector al que lo estés enfocando. Si buscas diferenciarte de lo que hacen los demás, actualmente, son tendencia los currículums infográficos, donde puedes sintetizar los puntos más fuertes de la información que vas a facilitar y no te limitas a resumir tu trayectoria académica y laboral. Así, en él tendrá cabida de igual forma de cara a la selección de personal, tanto la experiencia laboral como los datos relacionados con las habilidades, idiomas u otro tipo de conocimientos. Si no tienes mucha idea de cómo realizar este tipo de currículum, siempre puedes realizar un curso de diseño gráfico que se te servirá de ayuda.
Con respecto a la foto, dependiendo del país, es importante o no incluirla o no. En el caso de España, se aconseja hacerlo, aunque, inicialmente, sería apropiado que compruebes si la empresa sigue unos preceptos determinados a ese respecto.
Evita repetir datos innecesarios o facilitar los que son obvios de necesidad (es decir, si eres Graduado, está claro que tienes el bachiller, no hace falta que lo incluyas). Además, si alguna información no tiene que ver con el sector en el que buscas empleo, tan solo tienes que restarle presencia dentro del currículum. No mientas, eso podría perjudicarte en el futuro.
Finalmente y como últimas recomendaciones, es fundamental que te hagas valer. Si estás interesado en trabajar en determinada empresa, mándales tu currículum periódicamente. De esta manera, tendrán claro que estás realmente interesado en trabajar con ellos.
Un buen currículum es aquel que llama la atención desde el primer vistazo, así que cuida tanto la información como el diseño. Elijas el modo que sea de desarrollarlo, no olvides que es tu puerta de entrada a una empresa, lleva su tiempo realizarlo. Sé consecuente con toda la información que vas a facilitar porque hablas de ti.
Zaida Fernández

domingo, 9 de julio de 2017

OFERTA HISTÓRICA DE EMPLEO PÚBLICO


El año 2017 viene cargado de empleo. A principio de año se firmó el Acuerdo sobre Empleo Público entre Gobierno y Sindicatos. Este acuerdo estableció para 2017 una Oferta de Empleo Público de alrededor de 67.000 plazas.  Así mismo y con el fin de reducir la interinidad, este acuerdo establece también la convocatoria de 250.000 plazas en el plazo de tres años.

Esta misma semana el Gobierno aprobará una nueva oferta de empleo público con unas 8.000 plazas para Hacienda. Además, Sanidad convocará otras 14.100 plazas hasta 2019.

Este es sin duda, el momento óptimo para que te prepares una de las miles de plazas que se convocarán a lo largo del año.

Desde https://www.buscaoposiciones.com/ queremos darte unos consejos que puedan facilitarte el estudio de la plaza que desees prepararte. Las técnicas de estudio van a facilitarte estrategias correctas de aprendizaje que te van a permitir optimizar tu tiempo de estudio.

Debes prestar especial atención al ambiente donde vas a llevar a cabo tu estudio. Crear un ambiente correcto es básico para que logres una buena concentración y atención. Iluminación, temperatura, ruido, postura y mobiliario son factores a tener en cuenta.  

-          Es recomendable que estudies en una habitación que permita la entrada de luz natural, con una temperatura entre los 17º y 21º C.
-          Cuida tu postura. Mantén el tronco estirado y la espalda apoyada en el respaldo de la silla. Colócate a una distancia aproximada de 30 cm. del libro.
-           
Es importante que tengas en cuenta que existen otros factores que influyen en tu proceso de estudio:  motivación, concentración, atención y memoria.

-          Organiza el material de estudio, subráyalo, crean notas al margen etc. Cuanto más visual sea mejor lo recordarás.
-          Elabora esquemas y establece categorías. Tu adquisición del material será mejor.
-          Repasa y recita el material. La repetición aumenta la probabilidad de transferir información de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo generándose una amplia huella en tu memoria.
-          Cuando finalices tu sesión de estudio, realiza una actividad completamente distinta a esta.  Cuanto más similar sea la tarea que lleves a cabo mayor interferencia habrá con lo aprendido y peor será la huella almacenada en tu memoria.
-          Debes auxiliar a tu memoria excitando afectos emocionales mediante imágenes sorprendentes, cómicas, deformes. 
-          Sintetiza al máximo el material que debas estudiar. Su evocación será más rápida.
-          La información que no usas tiende a decaer como resultado del paso del tiempo. Es necesario, por tanto, que distribuyas tus sesiones de estudio a lo largo del día.  No debes centrar todo tu estudio en una única sesión con una mayor duración.
-          Haz descansos de 15 minutos por hora estudiada. Permitirás generar una huella en la memoria a largo plazo. 

Así mismo no conviene que descuides tu alimentación ni que alteres el ritmo circadiano del sueño. Debes seguir una dieta equilibrada, así como consumir ciertos alimentos que por sus características van a favorecer a los procesos implicados en el estudio.

-          Es importante que logres una adecuada calidad de sueño, durmiendo de forma ininterrumpida y profunda. Esto evitara o ralentizara tu agotamiento físico.
-          Evita consumir sustancias estimulantes como el alcohol, la cafeína o la nicotina. Pueden provocarte alteraciones del sueño.
-          No es recomendable que tomes alimentos ricos en proteínas ya que reduce la síntesis de serotonina en tu cerebro e incrementa la alerta.
-          Procura tomar alimentos con magnesio (aguas minerales, cereales enteros, frutos secos). Su consumo favorece la conciliación del sueño.
-          Realiza una cena rica en carbohidratos (arroz, fruta, legumbres, vegetales, etc.). Su consumo mejora tu calidad de sueño.
-          Consume alimentos que contengan fósforo (pescado, huevo, queso, almendra). Favorecen tu concentración y permiten la fluidez en la transmisión de información entre tus neuronas.
-          Consume alimentos ricos en potasio (plátano, zanahoria, patata, tomate). Colaboran en tu fortaleza muscular, el buen desempeño mental, eleva tu estado de ánimo y mejora la salud de tus arterias, venas y corazón.


La planificación tanto del tiempo de estudio como del temario a estudiar es otro factor clave que te va a ayudar a mejorar tu hábito de estudio. Deberás seguir unas fases y cumplir unos tiempos.

-          Fase 1ª: Lectura
-          Fase 2ª: Subrayado
-          Fase 3ª: Esquema
-          Fase 4ª: Resumen
-          Fase 5ª: Repaso

Debes aprender una amplia gama de técnicas que te permitan mejorar tus habilidades. La práctica continuada de ciertos ejercicios te va a permitir ejercitar procesos como la atención y la concentración.  Así mismo llevar a la práctica un conjunto de reglas mnemotécnicas básicas van a favorecer y ampliar tu capacidad memorística. 

-          Elaboración Verbal – Creación de historia

o   Cuando tienes que aprender una lista de elementos, por ejemplo, es muy útil crear una historia con los elementos a retener.
o   Es imprescindible que nos imagines estos elementos de la manera más disparatada de tal manera que su recuerdo sea más fácil.
o   Una vez que has construido la historia, es muy fácil que recuerdes la lista de palabras. Has generado una secuencia de acontecimientos, no solo relacionados entre si, sino también muy llamativos.

-          Método de Loci

o   El primer paso es imprimir en la memoria una serie de loci o lugares. Para ello has de recordar un lugar y proporcionar a cada de una de sus instancias una marca distintiva.
o   Debes utilizar un lugar que conozcas bien y del que tengas una imagen clara. Un buen lugar sería tu habitación. La visualizas con su cama, su televisión, la mesa, una guitarra y la puerta.
o   Ahora tienes que asociar cada término con cada objeto visualizado en tu habitación.


-          Acrónimos

o   Está técnica se basa en distinguir la primera letra de cada palabra a aprender y unirlas con la primera letra de cada palabra restante, de tal manera que logres una palabra común.

-          Ejercitar la mente y memoria

o   Cálculo mental: Puedes plantearte diferentes operaciones aritméticas para resolver, procurando ir elevando su dificultad.
o   Ejercita tu hábito de lectura.
o   Ejercita tu concentración y atención.


Obviamente no debes olvidar que todo el proceso que estas llevando a cabo tiene un fin, el examen. Es conveniente que prestes atención a varios factores que te pueden afectar en este momento, así como aprender diferentes técnicas de relajación que te permitan disminuir el nivel de ansiedad que puede emerger en ti en esta situación.

   Técnica de relajación progresiva de Jacobson:

o   Por medio de esta técnica aprendes a relajarte tensando y relajando alternativamente distintos grupos de músculo. Su finalidad es que aprendas a tensar sólo aquellos músculos relacionados con una actividad, manteniendo relajados aquellos que no son necesarios.
o   Debes llevar a cabo este modelo de relajación en un ambiente tranquilo, sin nada ni nadie que te perturbe. La temperatura debe ser adecuada y la luz tenue. La postura más adecuada es tumbada sobre una cama con los brazos y piernas ligeramente en ángulo y apartados del cuerpo.
o   Debes ir prestando atención a las sensaciones que tengas cada vez que tenses o relajes de tal manera que puedes identificar estas sensaciones cuando te ocurran y puedas relajarte con mayor facilidad.

-          Entrenamiento Autógeno según Schultz:

o   En esta técnica eres tú el que debe provocar las sensaciones que acompañan a la relajación.

-          Control de la Respiración:

o   Cuando te encuentres ante una situación que te desborda y empieces a notar pequeños síntomas de ansiedad, es muy útil que realices respiraciones profundas, notando como te llega el aire  al pecho. Posteriormente debes exhalar lentamente el aire.
o   También es de gran utilidad, concentrarte en tu propia respiración. De esta manera te hacemos más conscientes de su ritmo y consigues que ralentice su velocidad.

Por último, es necesario realizar ciertas matizaciones en cuanto al tipo de proceso al que te debas afrontar. Es necesario realizar ciertas diferenciaciones si vas a embarcarte en una oposición. Será adecuado hacer hincapié en este caso y ver las particularidades del mismo

-          Es necesario que sepas el tipo de examen al que te vas a enfrentar, el tiempo del que vas a disponer para su realización y como va a ser puntuado.

-          En un examen tipo test tu capacidad analítica tendrá que ser mayor. Las preguntas serán más específicas y deberás estar atento a los pequeños detalles. En un examen en el que tengas que desarrollar una materia, deberás hacer mayor hincapié en la fase de resumen. No será tan necesario atender a los detalles como al conjunto. Un examen oral requerirá que introduzcas una fase en nuestro estudio denominada recitado.

-          Otro factor importante es conocer el tiempo de duración del examen. Es muy útil que realice simulacros de examen para conseguir disminuir la ansiedad que te genere el momento inicial del examen. Las realizaciones de estos simulacros te van a permitir estructurar el tiempo de examen de la manera más adecuada a tus características y capacidades.

-          Es muy importante que prestes atención tanto a las preguntas como a las alternativas propuestas. Muchas de las respuestas que nos contabilizan como error son causa de un déficit de atención de estos aspectos.

-          Es muy normal el uso de adverbios de tiempo, como siempre, nunca, algunas veces. Estos matices son los que nos marcan la diferencia. Ocurren tanto en las preguntas como en las respuestas. Estate atento.

-          Una vez que has finalizado el examen es recomendable que realices un repaso del mismo. Puedes pensar que has contestado de una manera, pero al repasar te das cuenta que te habías equivocado.

-          El último factor a valorar es la manera en que se va a puntuar el examen. Debes conocer si las respuestas erróneas tendrán puntuación negativa o no. En caso afirmativo debes haber planificado una estrategia sobre este aspecto y no dudar en el examen sobre cómo vas a actuar. Lo recomendable es dejar en blanco aquellas respuestas de las que tengas un alto nivel de duda. Intenta asegurar el máximo de respuesta correctas porque serán estas las que te elevarán la puntuación. No pienses que la suerte te va a conducir a contestar correctamente las preguntas que dudas. Ten en cuenta que normalmente son 5 las respuestas alternativas, por lo que la probabilidad de fallar es altamente superior a la de acertar.

Ahora ya estás preparado para embarcarte en este gran proyecto de empleo.  Persigue tus fines con ahínco, piensa y siente que lo vas a conseguir y día a día vuelve a intentarlo

Estibaliz Torre Muñoz

martes, 4 de julio de 2017

¿Cómo fomentar la creatividad en el aprendizaje del alumno?

Como educadores, cuando se trata de la creatividad en el aula, hay dos cosas que podemos hacer. Podemos tomar el camino de menor resistencia y sacar la creatividad de los procesos de aprendizaje, o podemos crear un espacio que fomente la creatividad en el aprendizaje y permitir a los niños que exploren sus talentos y no solo que sean copias del maestro o de alguna otra persona.

Fomentar la creatividad en el aprendizaje en el aula no tiene por qué ser complicado. Puede ser tan fácil como desplazar los escritorios o dar opciones a los alumnos para su aprendizaje. Podrás observar que hay cinco maneras de fomentar la creatividad:

Hacer un cambio en la distribución: Algo simple como un cambio en la forma en la que un aula está configurado puede estimular la creatividad y la innovación. Los profesores se tomaban un tiempo para hacer los tablones de anuncios agradables, colgar carteles motivadores en las paredes, tal vez incluir una biblioteca de aula. Pero aún con todo eso, los escritorios estaban distribuidos de la misma manera. Igual número de filas, desde la parte frontal a la parte posterior. Tener pupitres en filas ofrece un buen control sobre el entorno de aprendizaje, pero cuando queremos que los alumnos participen en el pensamiento creativo, esto se da en pocas ocasiones sentados en filas o incluso en escritorios.

Se debería cambiar en la forma en que se acomodan los escritorios y/o pupitres.
Utilizar la tecnología – Creo que por ahora somos conscientes del poder que la tecnología tiene en el proceso de aprendizaje. Abrazando la tecnología y todo lo que puede hacer, sin duda ayuda a los alumnos a descubrir qué tan creativos pueden ser. En lugar de escribir trabajos que viven sólo en el escritorio de los profesores, escribe entradas de blog para que el mundo los vea. Creo que una gran parte del proceso de creatividad es la compartición. Para que tenga algo con que motivarse y saber que lo que hacen a los demás les gusta y así podrán crear cosas mejores y nunca vistas.

Adoptar el aprendizaje basado en autenticidad – No importa si lo llamas aprendizaje basado en problemas o aprendizaje basado en proyectos, el método socrático o el modelo 5E, cuando traes la autenticidad en el aprendizaje traes un elemento de creatividad también. Nuestros alumnos pueden utilizar su pensamiento creativo para desmontar problemas y utilizar su proceso creativo para encontrar soluciones innovadoras, y ayuda a que sean autónomos.

La elección del alumno es clave – Construyendo a partir del uso del aprendizaje basado en autenticidad, cuando les das a los alumnos la libertad de explorar y crear sus propias soluciones, les estás permitiendo explorar su propia creatividad. En vez de determinar los requisitos específicos para que completen un proyecto, permíteles construir / hacer / pintar / componer / programar / grabar sus propias soluciones.

Y dejar que se equivoquen nunca reclamarles o regañarlos por haber cometido un error.
Proporcionar tiempo de reflexión y retroalimentación  – La reflexión y la retroalimentación, probablemente, son la parte más importante del proceso creativo y tienen que ser una parte valiosa de cualquier clase. Recuerdo volcar mi corazón y alma en los proyectos cuando estaba en la escuela, sólo para recibir una calificación. Sin explicación, sin retroalimentación. Una parte de todos nosotros, cada vez mejor en las cosas que queremos mejorar, en las necesidades de involucrar un cierto nivel de retroalimentación y reflexión personal. Proporcionar tiempo para que los alumnos se comuniquen entre sí sobre su trabajo y su forma de pensar y hacer del debate profesor y alumno una prioridad en tu aula.

Infundir la creatividad en el aula no tiene que ser un proceso complejo. Si haces un completo rediseño del aula o trabajas el aprendizaje basado en autenticidad o marcas un tiempo de reflexión con tus alumnos, estás modelando que la creatividad y el pensamiento creativo son una parte importante del aprendizaje y mostrar a los alumnos que sus voces creativas importan que lo que hagan sea por gusto y diversión y estén seguros de sí mismo, de lo que quieren y estén mejor nunca hacer menos al alumno.

Autor: Bibiana Cuatzo Coatl
UNIVERSIDAD ALVAR
Procesos Educativos 2"A"