miércoles, 27 de mayo de 2015

SUMMERHILL

Hace poco tuve que buscar información sobre las escuelas antiautoritarias y me llamó bastante la atención las escuelas de SUMMERHILL de Neill. Por lo que he visto oportuno aportar mi información recogida para que pueda conocerlo más gente.


1. BIOGRAFÍA NEILL:

Alexander Sutherland Neill, nació en 1883 en la localidad escocesa de Fofart. Creció en un ambiente familiar conservador con una educación religiosa, estricta y puritana. Era hijo de un maestro de escuela, profesión que Neill ejercería durante un tiempo después de graduarse en la Universidad de Edimburgo. En 1917, visita la escuela de Homer Lane, donde se dedicó a reeducar a jóvenes delincuentes, partiendo de la idea de que eran delincuentes debido a una falta de libertad. En 1919, trabaja como profesor en la escuela “King Alfred School” (Londres), institución que pertenecía al movimiento de Escuela Nueva, influenciado por el pensamiento de Homer Lane. Neill abandonó la escuela. Dichas ideas fueron muy criticadas por los demás profesores por su carácter revolucionario. Debido a su gran descontento con la pedagogía propia de la escuela convencional, funda su propia escuela en 1921, Summerhill. En 1924, es cuando comienza a difundir su escuela, gracias a la prensa. En 1927, Neill traslada su escuela a Leiston, en el nordeste de Gran Bretaña. En los años de 1936 a 1939, período de Guerra Civil española, Summerhill, se convirtió en un centro de actividades izquierdistas y en un foco de lucha contra el fascismo, lo que acarreó una gran popularidad. 
Su relación con W. Reich, hace que reflexione sobre las dificultades para una educación en libertad: fundamenta su optimismo respecto a la ausencia de reglas previas en las cualidades innatas de la naturaleza individual que nadie debe interferir ya que ellas son la base para el crecimiento y desarrollo de cara al futuro. Neill, muere en 1973, en Inglaterra. A pesar de su muerte, Summerhill, siguió funcionando como internado, dirigida por Ena, su mujer y, más tarde por Zoë, su hija. Actualmente, es la “escuela libre” más antigua del mundo que sigue en funcionamiento.

2. PENSAMIENTO PEDAGÓGICO:
A.S. Neill es un ejemplo extremo del reformismo pedagógico y un referente del paradigma de la educación antiautoritaria. Para Neill la educación debía orientarse hacia el desarrollo de los individuos libres y autorregulados por medio del autogobierno. Todo ello es un medio sano en el que se conjugaba amor y libertad.

Su pensamiento pedagógico es intuitivo, refleja tendencias dominantes en la época en que Summerhill fue creada. Sus vivencias familiares, marcadas por la autoridad, el descubrimiento del Psicoanálisis, la observación de experiencias en su viaje por Europa y su ideología vital, y una identificación con la izquierda política, sin olvidar su pacifismo radical e internacionalista, son elementos que contextualizaron su ideario pedagógico, como educador.

Neill entró en contacto con el movimiento a través de la <> y la revista "Education for the New Era." Los principios fundamentales en los que coincidía con los nuevos educadores era la atención centrada en el niño, en y para la libertad, apertura a la innovación y sobre todo, confianza en la educación como único instrumento para cambiar la sociedad.
Pero aparecieron discrepancias entre Neill, y los educadores de la escuela Nueva, ya que Neill los encontraba excesivamente teorizantes, idealistas y tímidos al llevar a la práctica sus teorías. Los nuevos pedagogos siempre hablaban de libertad controlada, orientada, guiada…Sin embargo, Neill le daba a la vida un sentido amplio y radical, para él, no se trataba de guiar al alumno, sino de sacar de dentro de él, tratar de que diese a luz su propio conocimiento, lo cual era inaceptable para los nuevos pedagogos. Ninguna de las ideas de Neill es teórica, todas nacen de la experiencia y se traducen en realidades tangibles en la vida de su escuela.


Neill defiende que los adultos no son voces dictatoriales, son voces que profesan amor y dejan vivir y crecer libremente a los niños. Por ello, los alumnos deben autorregularse, entendiendo por esta la capacidad de la persona para comportarse de acuerdo a su voluntad y no en virtud de una fuerza externa, lo cual es decisivo para la felicidad del individuo.

Una de las claves más recurrentes de Neill es su concepto de autorregulación, que recoge de Homer Lane y Wilhem Reich. Con él se refiere a << la autodeterminación del niño como individuo>>. Este proceso debería empezar en el nacimiento, pero usualmente es frustrado con una educación represiva, basada en normas que poco a poco van conformando una personalidad con miedos y tensiones.

Neill piensa que el niño autorregulado es al que se deja en total libertad, por lo que será capaz de responder inteligentemente a sus necesidades biológicas y buscar la forma de satisfacer todas las demás necesidades vitales. Pero los alumnos de Summerhill podrían considerarse como <> ya que, antes de llegar a la escuela ya habían recibido condicionamientos en su infancia.

Una segunda clave del pensamiento de Neill es su idea de que la finalidad de la existencia es <>. La educación ha de ser para la vida, y por lo tanto, hay que educar a los niños para que sean felices, lo cual significa liberarles de sus miedos y temores, canalizando éstos a través de la libre expresión y del juego. Neill defendía la idea de que el niño debía jugar cuanto y cuando desease, siempre que no molestase a ningún compañero y no alterase el funcionamiento de la comunidad.

La creencia en la libre expresión y el juego, es uno de los puntos más controvertidos de su práctica escolar. Defendía la idea de dejar a los alumnos libertad para expresar sus instintos agresivos y destructivos, facilitando la liberación emocional, lo cual solían hacer a su llegada al centro, dando charlas o lecciones privadas, que consistía en una aplicación personal de la psicoterapia freudiana, destinada a la liberación de todos los impulsos y emociones reprimidas del niño. Estas lecciones tenían el propósito de <>.

Se le ha considerado partidario de la anarquía, clasificándole pedagogo libertario. Sin embargo, él identifica la anarquía con el desorden y el caos, distinguiendo entre libertad y anarquía, que la libertad de cada uno se detiene allá donde es necesario respetar el derecho que poseen los demás con su propia libertad, y si no es respetada, sí se tratará de anarquía.

Para finalizar, dos citas de Neill que esbozan el pensamiento de este, <> y <> 


3. LA ESCUELA: SUMMERHILL:
El objetivo de la escuela es hacer niños felices porque el fin de la educación y de la vida para el autor es la felicidad. De ahí, la importancia de que el niño desarrolle todas sus capacidades psíquicas y físicas, con lo que podrá gozar mucho más de la vida y encontrarla más interesante. Para conseguirlo, la escuela está centrada en el niño, acomodándose totalmente a sus necesidades. Neill, consideraba que Summerhill era “una forma de vida”.

Summerhill, consta de la siguiente organización: Summerhill, consta de un edificio principal, en la que Neill instaló su escuela en 1927. La planta baja alberga una gran sala de recepción, la biblioteca, el comedor, la cocina, la sala de profesores y una sala de máquinas. El primer piso, es un espacio reservado a habitaciones, en las que se alojan los alumnos internos menores de doce años. Posteriormente, se amplió el edificio, construyendo unos bungalós en los que se alojan los residentes mayores de doce años.


Está formada por varias aulas, una de las cuales está destinada al uso exclusivo de los niños más pequeños a cuyo cargo hay un tutor. Las demás, están dirigidas a niños de entre diez y dieciséis años, donde se imparten una amplia gama de actividades expresivas (trabajos manuales, lecturas, teatro, música…) y diferentes materias (inglés, carpintería, cerámica, ciencias…).

Una de las características de la escuela, es la no obligatoriedad de los alumnos de asistir a clase. Estos pueden decidir su asistencia a clase, siempre y cuando estén localizados, ya que se considera que son responsables de elegir su futuro y no sus padres los que tomen decisiones por ellos. También hay que destacar que son los propios alumnos los que deben elegir las asignaturas que deseen cursar y el horario que mejor se adapte a sus necesidades y capacidades, algo que acuerdan al principio de cada trimestre con los profesores.

Es decir; cada alumno, elabora su propio plan de estudios y avanza según sus intereses y capacidades. Sin embargo; el margen de libertad que tienen los alumnos es muy grande pero no absoluto, ya que el departamento de educación impone que se incluyan unas materias mínimas obligatorias, algo que Neill, nunca hubiese aceptado, ya que consideraba que la asignatura más importante era la de aprender a vivir.

El autogobierno de los alumnos es lo que convierte a Summerhill en una comunidad democrática. Esto se ve reflejado en la actividad más importante del centro, la Asamblea General, práctica que Neill conoció a través de un amigo psicoanalista, Homer Lane, la cual, introdujo en su escuela, ya que según palabras del propio Neill “posee un valor educativo superior a una semana de currículo escolar. Esta Asamblea, tiene el poder de dictar leyes, hacerlas cumplir y castigar a quienes no las respeten, mediante un tribunal. Funciona como el gobierno de la comunidad, tanto pequeños como mayores, intervienen con igual peso, iguales derechos e igual voto. Como consecuencia de este sistema, la escuela, ha renunciado casi por completo a la disciplina impuesta desde arriba, ya que las únicas reglas válidas, son las aprobadas por la asamblea, aunque hay algunas reservadas para el director.

Los contenidos que se discuten, están relacionados con lo que ocurre fuera de las clases. Las cuestiones a discutir, están vinculadas con actividades sociales, con las relaciones entre los alumnos, con las relaciones entre los alumnos y los profesores y, con las relaciones entre los propios profesores. La asistencia tampoco es obligatoria, sin embargo; el índice de participación, es muy elevado. Nadie desea quedar al margen de los problemas que se discuten ni mostrarse indiferente a las leyes que se aprueban o modifican.

En cada reunión, hay un presidente y un secretario, escogidos entre los alumnos. El presidente, cambia cada semana y es nombrado en el transcurso de esta por el presidente anterior; su función es mantener el orden, pudiendo castigar o expulsar a quien estorbe y conceder la palabra a las personas que alzan la mano. Hoy en día existe una “Constitución” vigente que regula los horarios de dormir, los horarios de salidas o el consumo de alcohol y tabaco.

Uno de los aspectos que ha ocasionado mayores tensiones a lo largo de su historia, es el hecho de compaginar la libertad con la eficacia académica, por este hecho, la escuela se cerró. Los conflictos sobre este tema, son bien conocidos y, volvieron a repetirse cuando el gobierno británico, amenazó con cerrar la escuela, tras el informe de inspección de 1999, que denunciaba la no obligatoriedad de ir a clase y el rendimiento de los alumnos, en comparación con el resto de escuelas nacionales.

En marzo de 2000, el gobierno de T. Blair y Summerhill, llegaron a un acuerdo ante los tribunales y se reconoció la libertad de los estudiantes para asistir o no a las clases y que los niveles de asistencia, no pueden constituir la única base para evaluar la “eficacia de la instrucción y de la educación”. Una de sus frases más significativas en cuanto al concepto de eficiencia defendido por las autoridades educativas, fue: “Prefiero que una escuela produzca un barrendero feliz antes que un sabio neurótico”.

4. CONCLUSIÓN:
Lo positivo de Summerhill.
Lo negativo de Summerhill.
Necesidad de amor: a través del amor, se puede realizar la organización, el crecimiento y despliegue de oportunidades para volverse humano.
Summerhill se opone al método y, creemos, con ayuda de la documentación que hemos buscado, que no importa lo que se enseñe, sino la forma en la que se enseña, por ello damos importancia al método, al contrario que Neill.
La libertad es una gran responsabilidad: desarrolla su personalidad.
Proporciona demasiada libertad a los alumnos. Es cierto que Neill pretende una educación en libertad y no en libertinaje, pero se aproxima demasiado al libertinaje. En nuestra opinión, los niños a esas edades no deberían tener tanta libertad como la que ofrece Summerhill y, deberían tener algún límite, norma o regla.
Enriquecer la singularidad y la creatividad, al contrario que la educación tradicional.
La finalidad de la escuela Summerhill, es crear personas felices y satisfechas, trabajando con alegría y llegando así a la felicidad. No pretenden crear personas inadaptadas culturales, dedicados a la guerra, la locura y el conocimiento enlatado.



Beatriz García Bermúdez

2ºB Primaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario