martes, 5 de mayo de 2015

LAS RABIETAS


Las rabietas, las pataletas y los berrinches son muy frecuentes en la primera infancia. Constituyen una parte normal del desarrollo del niño de 1 a 3 años, y tienen tendencia a desaparecer hacia los 4 años. Se trata de comportamientos coléricos (llorar, gritar, echarse al suelo, dar patadas, quitarse la ropa…) mediante los cuales manifiestan su frustración por la incapacidad de hacer o conseguir algo que desean.

¿Por qué se producen? Se considera que el origen suele estar, generalmente, en un conflicto entre los deseos de autonomía del niño o la niña y las limitaciones que se le imponen. A veces hay otros factores que facilitan su aparición en un determinado momento: que no haya dormido lo necesario, que tenga hambre, que se sienta incómodo porque no se le ha cambiado el pañal o que esté enfermo.

Qué hacer y cómo actuar ante las rabietas:
  • Evitar situaciones y circunstancias que facilitan la aparición de rabietas, como hambre, sueño, exceso de actividad…
  • Escuela y familia deben compartir normas razonables, claras y coherentes.
  • Mantener las normas para que tengan claro dónde están los límites. No deben variar en función del humor del adulto.
  • No hay que reforzar los comportamientos disruptivos.
  • Enseñarle a verbalizar sus sentimientos y expresar su frustración y su enfado.
  • Intentar ofrecer la posibilidad de elegir entre varias opciones.

VERÓNICA PALOMINO CEREZO
2º MAGISTERIO INFANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada