domingo, 17 de mayo de 2015

Las redes sociales.

La aparición de las llamadas Redes Sociales nos ha creado una obsesión por la comunicación rápida como es el caso del WhatsApp, por la participación virtual sin ser en tiempo real.

El caso del WhatsApp ha dejado diversas huellas que hacen que esta aplicación pueda provocar conflictos por ejemplo, amorosos o malentendidos entre amigos si sus usuarios lo utilizan de forma irracional y como una herramienta de control.

Por otro lado también tiene su cara positiva si se utiliza de forma coherente, al tratarse de una forma de comunicación gratuita, rápida y con la que se puede intercambiar fotos, vídeos y comentarios tan sólo con conectarse a una red sea Wifi o 3G en cualquier parte del mundo.

Otra de las redes más usadas es el caso de Facebook y Twitter, donde esto también tiene lados buenos y lados no tan buenos. Mirándolo por el lado bueno, podemos estar informados de lo que pasa a última hora en cualquier parte del mundo en tiempo real, son prácticas y muy usadas ya que no conllevan ningún tipo de coste al igual que el WhatsApp, te puedes comunicar con cualquier parte del mundo cuando tú quieres…etc. Por otro lado también hay que ver sus lados malos, el hecho de tener en Facebook o Twitter una lista interminable de “amigos” no significa que sean amigos de verdad tuyos o incluso que los conozcas en persona, ya que pueden ser amigos de red, tampoco  hay que mirarlo como algo malo, pues gracias a ellas a estas personas que conocemos y que podemos llamarles amigos o no, puede ser una ayuda para la gente tímida que les cuesta relacionarse con otras personas, puedes llegar a encontrar pareja, podemos convocar a muchas personas a una manifestación, o incluso organizar y proclamar grandes fiestas.

Es cierto, que un mal uso de estas redes, o el abuso excesivo de ellas, puede generar una fase de obsesión y adicción, donde nos hace estar pendientes a todas horas de todo y de todos/as, de las cuentas que hablan y que no hablan, de las fotos que suben y dejan de subir nuestros amigos, o de colgar nuestras fotos personales del último viaje en nuestras cuentas.

Por otra parte me gustaría mencionar una de las ultimas modas que está revolucionando las redes, el ser “blogger”. Hoy en día está muy demandado, y cualquier persona vale para ser “blogger”, aparte de que es un negocio muy rentable y muy bien pagado. Todo esto también va enlazado a las redes sociales, donde cada entrada de blog, son colgadas a redes sociales como Facebook o Instagram por ejemplo. Para ser bloguera/o, tampoco es necesario ser una persona con unos estudios específicos o simplemente con estudios, no tienes por qué ser periodista, ni diseñadora, ni modelo, por mucho que las firmas de ropa lo den a entender. Hay personas que confunden el ser bloguera/o por el hecho de que aman la ropa e ir de compras, pienso que ser bloguera o bloguero debería implicar tener un mínimo de conocimientos sobre la historia e industria de la moda en profundidad.

Pienso que esto influye mucho a la sociedad actualmente, pues todo el mundo quiere ser “blogger” o le gustaría, pues piensan que es un trabajo fácil y lo ven con grandes ganancias sin apenas trabajar, a la hora de que a la vez se divierten. También influye a la hora de enseñar todo lo que cada uno tiene y deja de tener de ropa, complementos, zapatos, los viajes, pues muchas adolescentes quieren o desean tener todo lo que tienen las famosas blogueras, lo que hace también que se genere un alto nivel de consumismo textil.

ÁNGELA GRANDAS 2ª EDUC. INFANTIL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada