miércoles, 17 de mayo de 2017

LAS TIC EN EL AULA DE INGLÉS


¿Qué sería de un aula en el que hacemos una simbiosis del idioma inglés con las tecnologías de la información y la comunicación?

Como ya sabemos, a los niños les encantan las nuevas tecnologías, por lo que mostrarían mucho más interés del que muestran ahora mismo con un libro de texto con imágenes de vocabulario y alguna ficha de gramática.

Por lo que mediante una clase con una metodología interactiva, donde los niños estén activos mediante la pantalla del aula o mediante un ordenador,  donde todo es oral, los niños consiguen todos los objetivos que se plantea el centro, pero que muchas veces no se consigue.

Cuando un niño se aburre en clase es porque no le interesa lo que su profesor le cuenta, pero si el niño se siente un miembro esencial en el conjunto de su clase, va a hacer que su aprendizaje mejore, por lo que las TIC es el mejor elemento para él, ya que tienen infinidad de funciones, de juegos online, y offline que harán que se sustituya el libro de texto por una unidad didáctica mediante las TIC.

Esta metodología hace que se pase de memorizar palabras, aprender a usar verbos, y después tener un conjunto, a estar hablando los 45 minutos que dura una clase en primaria, ya que es así como se aprende un idioma, hablándolo. Y sonará caro, porque el uso de las TIC parece un recurso difícil de adquirir pero, un ordenador y una pantalla tienen todas las clases, por lo que no habría problema de recursos, ni diferencia de centro a centro.

Por lo que damos un papel motivador a los alumnos, mediante por ejemplo el aprendizaje de vocabulario a través de juegos interactivos, donde en algunos juegos como por ejemplo el kahoot, hacen que los niños tengan interés por aprender por la motivación de la competición.

Y ¿qué decir de la visualización de dibujos animados como premio de la realización de actividades? Hacemos creer a los niños que ver un capitulo de dibujos animados es un premio, pero en realidad, estamos reforzando aún más su aprendizaje, por lo que también es un premio. Gracias a los dibujos animados, que es un ejemplo, también a las películas, hacemos que los niños afinen su oído y mejoren su pronunciación, que mediante un simple listening no conseguiríamos.

Esta metodología está empezando a revolucionar las aulas, ya que el aprendizaje activo, que haga que el alumno tenga un papel importante en la clase mejora su aprendizaje y su interés por la materia, y sabiendo que el inglés que es el idioma en auge porque es el idioma más internacional hace que los niños se formen desde pequeños y lo más importante, que se interesen por él y le den el valor que tiene.

Por otro lado, gracias a las TIC y gracias a internet, nos ahorramos el gasto en libros, quitándoles un gran peso a los padres, y permitiendo que el material de clase también lo tengan en casa.

Otro punto a favor es que puedes adaptar el contenido de la materia al nivel de aprendizaje del alumno, ya que el libro de texto marca unas pautas y pone límites al alumno en cuanto a su nivel de aprendizaje, por lo que de esta manera se nos permite hacer una enseñanza mas individualizada y no tan general como en el aula de ingles convencional.

SAMUEL GARCÍA CÁCERES 
GRADO EN MAESTRO EN EDUCACIÓN PRIMARIA 2ºA 

No hay comentarios:

Publicar un comentario