martes, 30 de mayo de 2017

¿Qué mide realmente el informe PISA?

Musgrave afirma que la relación entre un sistema educativo y una institución social es vital para la  sociedad porque nos va a proporcionar estabilidad, cambio, política, de selección y económica.

A través de los denominados exámenes PISA se trata de evaluar la formación de los alumnos cuando terminan la enseñanza obligatoria, aunque únicamente se evalúan las áreas de lectura, matemáticas y competencia científica, valorando los conocimientos y destrezas de los alumnos.

Sin embargo, desde mi punto de vista estos exámenes no deberían solo evaluar estas áreas o competencias, ya que a partir del sistema educativo todo alumno debería adquirir una serie de funciones (concretamente: transmisión cultural y socialización, formación ciudadana y legitimación, formación y selección para el trabajo, movilidad social y custodia). Por lo que estos exámenes deberían de evaluar estos aspectos/funciones además de los que ya evalúa.

Para mí, estos exámenes únicamente evalúan y muestran el nivel de España con respecto a esas tres competencias, pero no el nivel general educativo de un país. La existencia de las áreas científicas como aspecto que se evalúan en estos exámenes se debe a la llamada “lógica tecnocrática” que pretende conectar la cultura con los intereses sociales actuales. Debido a esta lógica las asignaturas científicas que siempre habían sido vistas como un peso menor frente a las asignaturas nacionales, han comenzado a ganar mayor peso, quedando actualmente con la llamada LOGSE las asignaturas humanísticas en desventaja de las asignaturas científicas. La educación de nuestro país está estancada por una parte (debido a que no avanzamos ya que por ejemplo nuestra metodología está basada en la memorización), pero por otra parte está en constante cambio (debido a las diferentes leyes educativas).

Igualmente, tampoco estoy de acuerdo en la “discriminación” actual con respecto a las asignaturas humanísticas, sin darlas la importancia que realmente tienen.

Hay quien defiende que el puesto que mantenemos en ese ranking es positivo y cada año mejor, mientras que desde mi punto de vista el puesto que tenemos en ese ranking no significa nada, porque no refleja el verdadero sistema educativo de nuestro país, por una parte porque no evalúa el verdadero conocimiento que la persona puede tener únicamente unos aspectos elegidos a su criterio, y por otro lado que nuestra posición no puede ser positiva si cada año sube el nivel de abandono escolar en nuestro país o el número de repetidores. Nuestro objetivo debería de ser luchar por cambiar la metodología que prima en nuestro sistema escolar, la cual se basa en el sistema memorístico, y tratar de conseguir desarrollar la creatividad de cada uno.

Otros países tienen mejor sistema de elección, formación y reconocimiento de maestros mientras que en España esto no es así. A pesar de que parece que varios partidos quieren cumplir este objetivo, en la actualidad no lo han conseguido.

Finalmente, desde mi punto de vista pienso que los informes PIA miden el conocimiento en unos aspectos/asignaturas determinados, las cuales no cumplen con todas las funciones sociales que nos aporta nuestra estancia en un sistema escolar. Opino que estos exámenes deberían de tratar las diferentes materias ya que a una persona puede tener más dificultades frente a una asignatura que otra, pero sin embargo puede que sea mejor que otra persona en otra asignatura. Tampoco refleja en sus resultados el aprendizaje de los contenidos fijados en un sistema escolar, el desempeño de los docentes o los programas vigentes. Además, estos exámenes son diferentes en un país que en otro, por lo que la evaluación no es homogénea, se evalúan los conocimientos de distinta manera. 

Pablo Herrero Carriches 
2º Educación Primaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario