miércoles, 23 de mayo de 2018

Modelos pedagógicos en los sistemas de enseñanza no presenciales basados en las nuevas tecnologías y redes de comunicación

Los Sistemas de Enseñanza no Presencial, apelados inicialmente enseñanza por correo y posteriormente enseñanza a distancia y enseñanza abierta, nacieron con la intención de adquirir a un público que estaba fuera del área de influencia de las instituciones educativas. Estas tendencias se localizan tanto en los sistemas universitarios como en la enseñanza formal y no formal. 

En relación con sus principales modalidades y desde el punto de vista educativo, las enseñanzas no presenciales, en su forma usual, sólo han atendido al aspecto de limitación geográfica, sin instaurar una consideración específica acerca de contenidos y metodologías. Básicamente se manejaban textos que incluían los temas que había que aprender acompañados de ejercicios, para que los estudiantes se adecuaran a los conocimientos que los llevaran posteriormente a ser examinados. Queda claro que en esas propuestas se admitía implícitamente que el aprendizaje podía llevarse a cabo en condiciones de total autonomía, sin la necesidad de la asistencia de los docentes, teniendo en cuenta la competencia que poseen las personas de adquirir conocimientos de manera autónoma. Así, el sistema atendía principalmente al valor de acreditación mediante los exámenes finales, en la medida en que éstos se tomaran en las mismas circunstancias que a los alumnos presenciales. 

Si retornamos a los comienzos de la década del ’60, diversas experiencias comenzaron a introducir productos audiovisuales, desde sus formas más sintéticas (transparencias, diapositivas, etc.) hasta el vídeo educativo, como materiales de soporte de los procesos de aprendizaje. Una metodología inscrita al concepto vigente de Tecnología Educativa propuso la incorporación de dichos productos, pero sin un tratamiento confuso en relación con los modelos psicopedagógicos de enseñanza y aprendizaje. También es importante recalcar que a partir de la generalización del uso de las Nuevas Tecnologías en la enseñanza, distintas instituciones educativas presenciales comenzaron a indagar en el desarrollo de sistemas no presenciales basados en las redes de comunicación o en otras tecnologías, tales como las videoconferencias satelitales. 

Recientemente, con el perfeccionamiento de diversas ideas de Tecnología Educativa, comenzó a prestarse atención a los materiales en los que se ayudaban las enseñanzas a distancia. No obstante, e independientemente de los resultados alcanzados por medio de la enseñanza por correo o a distancia, siempre se había exteriorizado una particular susceptibilidad social hacia estas modalidades, y frecuentemente fueron estimadas de menor calidad que la enseñanza presencial, sin evaluar las condiciones en las que esta última se llevaba a cabo. 

Las actuales tendencias en las organizaciones universitarias se enfocan a propiciar el desarrollo de sistemas no presenciales, forzados tanto por las condiciones de masividad que se van incrementando año tras año, cuanto por las posibilidades que se están originando a partir de mejores condiciones tecnológicas. Y el aumento de la credibilidad en los sistemas abiertos, que de nuevo se está ubicando socialmente. 

Los sistemas educativos de la enseñanza básica también han incorporado formaciones a distancia o semipresenciales para tener en cuenta a los procesos de capacitación de docentes. Concluyendo, a la hora de diseñar un Modelo de Enseñanza no Presencial, es fundamental que emane y sea coherente con un modelo psicopedagógico en nuestra propuesta la concepción constructivista de la enseñanza y el aprendizaje, que mande el enfoque educativo, los programas, las situaciones y actividades y las tareas de formación o capacitación. 

Carlos Gutiérrez García
2ºA Educación Primaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por contribuir con sus comentarios a las entradas de nuestra Revista Digital.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.