viernes, 27 de mayo de 2016

Primum discere, deinde docere


Hace varios meses se hizo viral un tweet en el que una profesora de lengua había corregido un “echaba mucho de menos” por un “hechaba mucho de menos”. Como siempre que salen a la luz este tipo de noticias se puso verde a la profesión vía twitter y hubo una discusión entre los que defendían a los profesores y los que no. Todo el mundo comete errores, está claro, y un profesor que, seguramente, ha tenido que corregir 30 redacciones para el día siguiente se le ha podido ir un momento la cabeza y corregir algo mal.

Arturo Pérez-Reverte respondió a este tweet diciendo: “Resignación. Su hija lo pagaría. No es la maestra, es el sistema. Que la niña aprenda bien inglés para poder largarse pronto de aquí". ¿En serio es mejor irse del país que intentar solucionar las cosas? Está claro que el sistema escolar está fatal y que pese a tener una inversión incluso superior a la media de OCDE los resultados no son nada fructíferos. Sinceramente creo que lo que deberían de dejar de hacer es cambiar y cambiar las leyes según cambian los gobiernos e intentar encontrar un sistema que realmente funcione. Por eso he puesto ese título de “primero aprende y solo después enseña” porque hay que aprender de los errores y buscar una solución factible a los problemas.

Sinceramente creo que deberíamos trabajar todos juntos para la mejora de la calidad educativa, los profesores deberíamos intentar buscar técnicas que, aunque requieran más esfuerzo, sean beneficiosas y más útiles para los niños evitando utilizar siempre técnicas tradicionales de cojo el libro, explico, hacemos los ejercicios y mañana otra vez igual, intentando mejorar la calidad educativa y la adquisición de los conocimientos.

Si todos ponemos de nuestra parte la calidad educativa podría ser una de las mejores invirtiendo tiempo, dedicación y mucho esfuerzo, sin olvidar que el protagonista principal de todo esto son los alumnos.

Irene Cózar Picazo, 2ºB Magisterio Primaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario