miércoles, 11 de mayo de 2016

La familia y la televisión

   El informe Pigmalión recoge que "la familia es… uno de los agentes mediadores más determinantes en la relación que el niño establezca con la pequeña pantalla, tanto en lo que respecta a los tiempos y dietas de consumo, como en los modos de visionado de los contenidos y los posibles beneficios o perjuicios cognitivos y morales que deriven de esa relación". Y es que los padres son los verdaderos responsables de lo que sus hijos ven en la televisión, por lo que deben tener cuidado principalmente con los dibujos que ven los niños, ya que últimamente se dan muchos casos en los que, camuflados de aparente inocencia, a veces los dibujos no son nada educativos sino todo lo contrario. Al mismo tiempo, prestar también especial atención a los programas o películas que puedan ver los mismos padres en la televisión mientras que sus hijos están delante o por alrededor de la casa, ya que muchas veces no somos conscientes de que los niños son esponjas y todo lo que oyen se les queda.


   Por todo ello, considero que los padres vean alguna vez los dibujos con sus hijos para analizar su contenido y puedan reflexionar si lo consideran apropiado para la edad o edades de sus hijos. Aunque tampoco podemos evitar otra cuestión: el hecho de que todos los padres no son iguales. Habrá a quienes les parezcan bien unos dibujos mientras que otros estarán en contra de los mismos, pero la verdad es que esto es inevitable porque la sencilla razón de que en cada casa hay unas costumbres y unos pensamientos que varían, siendo la televisión una prueba general de estas diferencias.

   En cuanto al horario del consumo televisivo también hay mucho desarreglo. Y es que según el análisis de datos de audiencias del año 2015 (publicado por la Asociación de Usuarios de la Comunidad AUC) los niños de entre 4 y 7 años son el rango de menores que pasa mayor tiempo delante de la pantalla, 144 minutos de media por persona y día. La AUC también informa de que existe riesgo de que los menores vean programas que traten contenidos no adecuados para sus edades por emitirse fuera del horario determinado por ley de protección infantil. Y es que no podemos negar que este horario (de 8 a 9 y de 17 a 20 horas los días laborables y de 9 a 12 horas los fines de semana) es precisamente el tiempo que menos pueden ver la televisión los niños debido al colegio, actividades extraescolares, etc. Con lo cual, vemos que es muy probable que algunas veces los niños no vean contenidos precisamente educativos.

   Podemos concluir, afirmando que realmente son los padres los que deben poner los límites que consideren necesarios en sus casas y proporcionar a sus hijos, en la medida de lo posible, una buena educación.

 Alicia Moraleda Gallego 2ºA

BIBLIOGRAFÍA
Ministerio de educación y ciencia. La familia y la televisión. Consultada el 1 de mayo de 2016, en http://ares.cnice.mec.es/informes/03/documentos/part03_cap09_183.htm

El mundo. Los niños de entre 4 y 7 años ven más de dos horas de televisión al día. Consultada el 1 de mayo de 2016, en http://www.elmundo.es/sociedad/2016/04/21/5718b075468aeb614b8b45cf.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario