miércoles, 25 de mayo de 2016

LA CREATIVIDAD EN LOS NIÑOS


La creatividad, una materia pendiente para los niños. Muchos niños saben leer y escribir, sumar restar o hacer operaciones con derivadas, pero... ¿Cuantos de esos niños son creativos? 

Si a un niño le pides que se invente un cuento con cinco años, el niño derrocha imaginación y creatividad. Puede contarte un cuento, inventarse una canción, hacer una obra de teatro... Todo en unos pocos minutos y sin ningún tipo de esfuerzo. En cambio si pides a un chico de tercero de la ESO que te improvise una canción y escriba un cuento para el día siguiente ¿Cual serán los resultados? En la gran mayoría los resultados serán pésimos, cuentos copiados y canciones que sus padres o hermanos se han inventado. ¿Por qué en diez años se pierde la creatividad e imaginación? Algo tan simple como no usarla. 

Cuando un niño tan solo dedica una hora a música y otra hora a dibujo a la semana y cuatro o más horas a matemáticas o inglés, el niño deja lo que no es importante y se centra en lo que realmente como dicen los demás "vale la pena”. 

Si un niño de siete años le dice a sus padres que quiere dedicarse a la música, que quiere tocar el violín, la trompeta o la corneta y ganarse así la vida porque es lo que le gusta, sus padres le llevaran por otro camino y le convencerán de que eso no es lo correcto sino que se busque "un trabajo de verdad". El niño será mucho más feliz tocando la trompeta pero tiene que dedicarse a otra cosa que no le apasione ni la mitad o alguna carrera como la medicina solo porque su abuelo era médico. Esta es la realidad, no es un simple cuento es lo que pasa en muchas familias. 

Está claro que es importante educar a los niños para que tengan un trabajo digno y puedan ganar dinero pero siempre sin quitarles la ilusión, también pueden ganarse la vida como músico si se dedican a ello en cuerpo y alma, y si eso les gusta no les costara ningún trabajo dedicarse a ello. Pero como decía cierto vídeo ¿Que sería el mundo sin poesía o sin música? Yo como gran amante de ambas, no me imagino el mundo sin un precioso poema de Neruda o un día sin música. Son esas pequeñas cosas que hacen la vida más grande y esas personas decidieron dedicarse a ello a pesar de lo que dijera su familia o de las dificultades que todos los músicos pasan al principio. ¿Que sería una navidad sin una de esas películas bonitas? Películas que hacen que los mayores vuelvan a la infancia y recuperen la ilusión perdida. No me imagino la vida sin ningún cuadro asombroso que ver, sin una melodía con notas imposibles, sin una serie de esas que te hacen quedarte pegado a la pantalla aunque al día siguiente haya que madrugar.

Dejemos que los niños sean creativos , dediquemos más horas a la música y al dibujo , que dibujen lo que quiera qué más da si está bien o mal pero es su obra , su creación ,algo único... Y quien sabe si en unos años no veremos a algunos de nuestros alumnos en la televisión en una serie o siendo el cantante de moda.

Alba Gómez García

No hay comentarios:

Publicar un comentario