viernes, 13 de mayo de 2016

Deportistas de Alto Rendimiento VS Estudios


Para mi contribución en la Revista "El Recreo", he realizado una entrevista a Javier Benito, jugador de alto rendimiento de tenis de mesa. Javier, con tan sólo 20 años, ha sido campeón de España en varias ocasiones. Pero sus logros no se quedan sólo ahí, sino que van mucho más allá.
Me interesa mucho como un deportista de alto rendimiento de este, o cualquier otro deporte, compagina su vida con los estudios.
Javier empezó con tan solo 5 años a practicar el tenis de mesa, y nos cuenta cómo sus entrenadores le tenían que poner un banco para que pudiera llegar a la mesa. Al principio, lo que tan sólo era un hobby, se empezó a convertir en su profesión, llegando a dedicar a los entrenamientos incluso más de 6 horas diarias.
Aunque Javier no es conocido (como puede serlo cualquier jugador de fútbol o baloncesto) debido a que el tenis de mesa es un deporte alejado de los focos de la prensa, ha obtenido numerosos éxitos en su carrera como jugador de tenis de mesa, lo que me lleva a preguntarle cómo ha compaginado durante tantos años su profesión y los estudios.
-       Buenos días Javier. Cuéntame, ¿Cómo has compaginado tus estudios con el deporte?
La verdad es que yo nunca he sido muy bueno estudiando. Aun así, por ejemplo, cuando vivía en el Centro de tecnificación de Priego (Córdoba), por las mañanas íbamos a clase, hasta las seis más o menos que empezábamos a entrenar. Entonces bueno, hasta esa hora podías aprovechar para hacer deberes o estudiar y luego te ibas a entrenar.
Pero luego, cuando estuve interno en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid era más difícil. La jornada escolar estaba dividida en dos, de manera que ibas a clase, entrenabas, comes, vuelves a clase, entrenas y cenas. Llegabas a la habitación sobre las diez y ya estabas muy cansado como para ponerte a estudiar.
Sin embargo pienso que esto no es una excusa, ya he dicho que yo nunca he sido un buen estudiante, pero sí que tenía compañeros que después de cenar se ponían a estudiar y si se tenían que acostar más tarde pues lo hacían.
-  
-       - ¿Cuál cree que es la principal dificultad de intentar compaginar el estudio con el deporte de élite?

El tiempo. Sin ninguna duda. Creo que si quieres ser muy buen deportista a nivel internacional es muy difícil que también seas muy buen estudiante. Más que nada, porque todas las horas que debes dedicarle al entrenamiento, son las mismas o más que si quieres sacarte una carrera. Y es ahí donde entran las prioridades de cada uno. Supongamos que te sale ir a jugar un torneo y tienes exámenes. O vas a ganar el torneo o vas a aprobar los exámenes, las dos cosas es muy complicado.

Piensa que en el extranjero la gente puede entrenar ocho o nueve horas diarias, que es como un trabajo. Tú vas a trabajar y vas a trabajar ocho horas diarias. Pues esto es lo mismo, ellos están trabajando porque al final la gente vive de ello. Entonces es muy difícil que entrenando menos horas, vayas a obtener los mismos logros, y encima tener una carrera.

-       ¿Qué grado de motivación tienen los deportistas para realizar estudios universitarios?

Yo creo que eso ya depende de la persona. Si tienes 20 años y eres campeón del mundo no creo que tengas mucha motivación para hacer una carrera porque un campeón del mundo te abre muchas puertas para muchas cosas.
-       ¿Es posible ser un gran deportista y tener un expediente académico sobresaliente?

Creo que es posible hasta un cierto nivel. En edades jóvenes es posible. Hay muy buenos deportistas con medallas europeas y mundiales que saca muy buenas notas. Ahora ya, en nivel absoluto o senior, como te he dicho, lo veo muy difícil, al no ser que exista algún deporte en el que haya que entrenar poco o no haya que entrenar mucho. Por ejemplo, en tenis de mesa es casi imposible, si quieres ser de los mejores del mundo, ser muy bueno académicamente.
-       ¿Alguna vez ha pensado en dejar sus estudios para dedicarte exclusivamente al tenis de mesa?

No. Siempre he pensado en dejar terminado algo, por si en un futuro hay alguna lesión o algo que me impide seguir jugando. Por ejemplo, yo ahora estoy estudiando TAFAD. Cuando lo termine, sí que me puedo llegar a plantear el vivir sólo de esto y poder llegar lo más alto posible en este deporte.

-       ¿Ha tenido siempre el apoyo de sus padres?

Sí. La verdad que siempre me han apoyado. También hemos tenido la típica bronca por los estudios, que se supone que es más importante cuando eres pequeño, antes que ser muy bueno jugando al tenis de mesa. 

Sheila García López
2º A Educación Primaria
sheilagarcia149@gmail.com
Imagen recuperada de: http://www.rfetm.es/news/3241_1.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada