lunes, 9 de mayo de 2016

La inclusión en la escuela



 Este vídeo nos presenta a “Súper Antonio”, un niño de cinco años que padece una parálisis cerebral. Antonio está escolarizado en un centro ordinario en una clase normal; es todo un ejemplo de superación e integración.

Tanto los profesores como sus compañeros, sólo tienen buenas palabras sobre Antonio. De él dicen que es un niño muy inteligente, que sabe leer, que ayuda mucho a sus compañeros, que le gusta jugar y que lo quieren mucho. Antonio es muy querido en su colegio y en ningún momento dudaron de integrarlo en un centro ordinario.

A veces Antonio se retrasaba en su hora de entrada el colegio debido a que tenía que asistir a rehabilitación. Una de sus profesoras nos cuenta que cuando él llegaba a clase, todos sus compañeros se levantaban y comenzaban a gritar su nombre.

Además, esta profesora nos cuenta emocionada que cuando Antonio vio a uno de sus compañeros pasando por una mala etapa, le escribió una carta en la que ponía: “Gracias por ser mi amigo”.

Lo único que diferencia a “Súper Antonio” de los demás es que necesita un “carrito especial”, como comenta uno de sus compañeros, y un pupitre diferente a los demás, pero él tiene claro que no se quiere cambiar de colegio, y sus profesoras y compañeros parecen tenerlo más claro aún.

Es una historia muy conmovedora que nos muestra cómo un niño con dificultades puede estar perfectamente integrado en el colegio y en la sociedad, y nos hace ver que la inclusión es posible y real. 

Noelia Díaz Barba
2ºB 


No hay comentarios:

Publicar un comentario