domingo, 19 de abril de 2015

Programas de inteligencia emocional en entornos escolares


Últimamente se nos habla mucho de inteligencia emocional, además aplicada a cualquier ámbito, en el trabajo, en la escuela, en la familia, en los adolescentes, etc…


El término de inteligencia emocional se podría resumir simplemente en la aplicación inteligente de la emociones, esto significa que cuando una persona tiene un buen conocimiento de su inteligencia emocional puede manejar, dirigir y aplicar convenientemente sus emociones permitiendo que éstas trabaje a favor de su personalidad y consecuentemente de su conducta.

La infancia es una etapa muy importante para el aprendizaje del uso y manejo de las emociones ya que es el mejor momento para adquirir cualquier tipo de aprendizaje. Además, al no tener experiencias previas les cuesta enfrentarse ante determinadas situaciones, lo que les provoca en ocasiones reacciones muy perjudiciales tanto a nivel social, afectivo e inclusive puede llegar a afectar a su salud. 

Todo esto nos lleva a darnos cuenta de que la inteligencia emocional es un elemento clave en la prevención de factores de riesgo así como en el propio rendimiento de los alumnos.


Es de vital importancia incorporar programas de inteligencia emocional en el entorno escolar de forma explícita y nosotros, los docentes, desempeñamos un papel muy importante pues somos un referente en cuanto a actitudes, comportamiento, emociones y sentimientos. Es nuestra función enseñar tanto los conocimientos teóricos como los valores cívicos y de igual manera moldear y ajustar el perfil afectivo y emocional de nuestros alumnos. Si es verdad que en este punto deben complementarse padres y profesores de forma conjunta.

Cada vez más, tanto la sociedad, el Estado como las comunidades educativas son más conscientes de la necesidad de un currículum específico que desarrolle contenidos emocionales, pero hasta que estas actividades y estrategias no se concreten en el sistema educativo está en nuestras manos ser un modelo emocional eficaz a través de nuestra influencia directa.

 Irene Alonso Martín
2º Primaria A

No hay comentarios:

Publicar un comentario