miércoles, 15 de abril de 2015

REFLEXIÓN DE UNA PEQUEÑA EXPERIENCIA

Tras tener una experiencia en el ámbito de la educación, y haber tenido la oportunidad de trabajar con varios niños con dificultades, me he dado cuenta de lo necesario que es que los profesores estén bien formados para atender a las necesidades de cada uno de sus alumnos.

Hoy en día, es esencial que existan profesionales dedicados a la detección de posibles dificultades y a la implicación posterior para poder superarlas. Por ello, todas y cada una de las personas que se dediquen o quieran dedicarse a la enseñanza deben dar gran importancia a la formación para poder actuar y ser competentes ante las dificultades que se presenten.

No solo ayudará a que los profesores lleven acabo de una forma óptima su trabajo, sino a la detección, control y prevención de muchas dificultades en los niños y niñas.

No olvidemos que para enseñar debemos aprender y cuanto más completo y diverso sea nuestro aprendizaje mejor será la enseñanza que proporcionemos a nuestros alumnos.


Patricia Gutiérrez Medina

1º Magisterio de Educación Infantil

Patricia.Gutierrez4@alu.uclm.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario