martes, 9 de abril de 2013

¿Qué son los valores y por qué son tan importantes en la educación?




Los niños al nacer no son ni buenos ni malos, desconocen las normas que rigen su familia o su sociedad. Su conciencia ética se va desarrollando con el paso de los años. Pero necesitan nuestra ayuda ya que no llevan ningún chip incorporado que les diga si sus actos son correctos o incorrectos, lo que está bien o lo que está mal. Por eso es tan importante enseñarles los valores cívicos necesarios para desarrollarse y convivir en sociedad.

Tradicionalmente la escuela se había centrado fundamentalmente en transmitir una serie de contenidos conceptuales, pero actualmente se considera necesario enseñar también una serie de valores personales y sociales que permitan a nuestro alumnado desenvolverse en una sociedad como la nuestra, que está en constante cambio. Es decir, es necesario abordar una educación en valores en la escuela debido a las características de la sociedad actual en la que nos encontramos.

Por ello, es necesario que desde las edades que comprenden la Educación Infantil, eduquemos en unos valores básicos para la convivencia, que contribuyan a fomentar el respeto, el diálogo y la sensibilización ante los problemas, tanto en el aula como en la sociedad. Si nosotros como maestros no educamos estos valores, nuestros alumnos y alumnas podrían llegar a sentirse inadaptados, presentar una desarmonía, escolar, afectiva y laboral.

La familia también juega un papel muy importante, sería perjudicial que no tuviesen una implicación con los niños y la escuela, porque la efectividad educativa sería menor. Es necesario que ambos agentes educadores; familia y escuela, colaboren y se comuniquen la información relevante de los niños, ya que esto favorece una educación integral.

En Educación Infantil debemos ser las maestras las encargadas de llevar a cabo el proceso de orientación del alumnado y apoyo de su proceso educativo en colaboración con las familias.

Los valores que debemos enseñar son:
  • - La autoestima, aceptación y confianza en sí mismo/a.
  • - Discriminación de comportamientos adecuados.
  • - Autocrítica: reconocimiento de errores, valoración de su propia actuación.
  • - Responsabilidad, compromiso personal.
  • - Autonomía e iniciativa, planificación y secuencia de la propia acción.
  • - Participación en el grupo y en el establecimiento de las normas.
  • - Pautas de convivencia en la escuela y en la familia.
  • - Ayuda y colaboración con sus iguales y los adultos.
Desde la escuela debemos ayudar y orientar a los alumnos en el conocimiento y vivencia de los verdaderos valores, para ayudar a construir seres críticos y reflexivos con la realidad. Como docentes, nuestro papel ha de ser punto de referencia y los valores que debemos transmitir serán aquellos que desarrollen la personalidad del alumno y le capaciten para vivir feliz en la sociedad.

Haciendo referencia a la Educación Infantil, algunos de los ejemplos de las actividades que podemos realizar para la consecución de los valores pueden ser la dramatización, las lecturas, o diversas actividades sobre el consumo, que sirvan para fomentar en nuestros alumnos/as la responsabilidad, tolerancia, etc.

Personalmente considero la educación en valores la educación más importante, puesto que va a condicionar la personalidad de los niños, y por tanto su manera de enfrentar la sociedad, de enfrentar los problemas diarios que puedan presentarse y la realidad en sí. Las maestras y futuras maestras debemos concienciarnos de la importancia de ésta y sobre todo, debemos predicar con el ejemplo.

Noemí Cornejo García
2. A Educación Infantil


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada