domingo, 7 de abril de 2013

La educación somos todos.

En Finlandia la educación es muy importante y por lo tanto la labor del docente es muy valorada. En comparación con España hay bastante diferencia, la idea que tiene la gente de aquí sobre la carrera de educación es bastante pésima, está infravalorada. Las demás carreras, o estudiantes de otras ramas miran por encima del hombro a los estudiantes de educación, creyéndose que sus estudios son superiores y más dificultosos. De tal modo, que creen que no se hace nada, que jugamos a jueguecitos, cuando no es así. Trabajamos como los que más, investigamos, tenemos muchas horas extras de trabajos fuera del aula, cosa que ellos ni siquiera valoran. Un ejemplo similar a lo que acabamos de mencionar lo podemos observar en conversaciones de estudiantes de bachillerato o que acaban de pasar la prueba de selectividad a los que puedes oír decir: "si no me da la nota para lo que quiero, haré el grado de educación." Los españoles tienen una visión del grado de educación muy equivocada, la gente cree que es muy fácil, que cualquiera lo puede sacar sin esfuerzo... Esta cuestión me da mucha rabia, porque yo misma sé lo que es estudiar duro para sacar adelante el grado de educación, y no es "pinta y colorea" como muchos creen. Esto en Finlandia no ocurre, los maestros y profesores reciben un respeto y un valor incondicional desde el propio gobierno, de las familias y de los propios alumnos. Ojalá los españoles pudieran aprender un poquito al menos de los finlandeses. Porque la educación es el cimiento de cada país, si no hay educación, no habrá buenos ingenieros, buenos médicos, buenos arquitectos…
Por otra parte, comentar la envidia que me da ver a países tan desarrollados como Finlandia en educación. La educación para ellos es primordial, por eso desde edades tempranas intentan motivar a cada alumno de maneras diferentes, innovando, experimentando, interactuando… Aquí en España, por desgracia, la gran mayoría de las clases son magistrales, el método tradicional. Después salen en las estadísticas que muchísimos estudiantes han dejado sus estudios aparcados. ¿Por qué ocurre esto en nuestro país, mientras que en otros países como Finlandia esto no existe?
 El sistema escolar que existe en Finlandia está basado en la confianza. El gobierno ha creado un curriculum oficial, y después basándose en ése, cada centro organiza el suyo propio y el docente es libre de elegir cómo enseñar en sus propias clases, nadie le dirige ni le tiene que dar órdenes. No existe ningún cuerpo de inspección, ya que las familias y el gobierno confían en los profesores que están altamente cualificados para la enseñanza.
 En mi opinión, si en España se tuviera más en serio la educación de esta sociedad, las cosas en nuestro  país quizás fueran mejor. Sin embargo, aquí ocurren cosas que no tienen ni pies ni cabeza, como que con cada cambio político que existe en nuestro país también cambian la ley de educación vigente. Con esto el profesor ya no sabe a qué atenerse, ¿acaso estaba mal lo que hacía antes y es mejor lo que viene? ¿Por qué no se ponen todos los partidos de acuerdo en hacer una ley en condiciones consensuando entre todos, incluso contando con la opinión del profesorado, como hacen en Finlandia?
 Si todos pusiéramos un poquito de nuestra parte, nuestra sociedad iría mejor, claro, que esto es muy costoso, y difícil de cambiar algunas formas de actuación; tardaríamos muchos años en igualarnos o al menos parecernos a nuestros vecinos europeos, pero, ¿por qué no intentarlo?
En la mano de los futuros docentes está este cambio, también en los dirigentes del país y  por supuesto en toda la sociedad. Para mí, la educación somos todos.
Ojalá la Educación vaya mejorando con el paso de los años, creo que ésa es la esperanza de cualquier persona dedicada a la enseñanza o futuro docente.
Para saber más sobre la educación que existe en Finlandia, os dejo  un vídeo que lo ilustra con bastante claridad.


           2ºA Educación Infantil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada