lunes, 29 de abril de 2013

¿MAESTROS O MÁQUINAS?

La educación a distancia es una forma de enseñanza en la cual los estudiantes no asisten físicamente al lugar de estudios. En sus inicios, ésta se realizaba a través del correo ordinario; actualmente, gracias al avance de las TIC, este método también ha evolucionado a lo que conocemos como e-learning.

E-learning es una expresión inglesa que hace referencia al proceso de enseñanza-aprendizaje que se lleva a cabo a través de Internet. Consiste en una educación a distancia donde únicamente hacen uso de las nuevas tecnologías, como por ejemplo el correo electrónico, foros, blogs, aplicaciones tipo moodle, etc. En los últimos años, éste método se ha popularizado entre universidades, institutos y empresas.

Este método de enseñanza tiene aspectos positivos como pueden ser  favorecer la autonomía del alumno, ya que es él quien debe establecer sus propios horarios y realizar un trabajo individual; ayudar a compatibilizar los estudios con el trabajo u otras actividades y mejorar el uso de las nuevas tecnologías. Por otro lado,  puede disminuir la calidad de la formación; requiere una formación mínima de habilidades tecnológicas por parte del alumno y del profesor y necesidad de una buena conexión a Internet y de un ordenador.
Al igual que el e-learning ha sustituido a las típicas clases presenciales de la universidad por clases interactivas por Internet  ¿podría ser posible la sustitución de los maestros de infantil por máquinas?

Por una parte, el maestro no puede ser reemplazado por un ordenador sino que éste debería formarse en nuevas tecnologías y hacer un uso adecuado de éstas, así utilizarlas como un apoyo en el aprendizaje. De esta manera se crearía una motivación en los niños por la atracción que éstas crean y así se les introducirían en este mundo tan necesario hoy en día. Definitivamente el docente debe reinventarse.

Por otra parte, el maestro es y seguirá siendo un modelo para el niño que forma valores, actitudes, habilidades y capacidades para el aprendizaje, y por muy útil que sean las nuevas tecnologías siempre se necesitará un operario que las maneje, al igual que un pincel no sustituye a un pintor, un ordenador no sustituye a un maestro.

Aunque estoy completamente convencida que algunos maestros sí que podrían ser reemplazados, por su pésima actitud, su falta de proyección, su falta de vocación, los que  solo muestran hojas, pasan fichas, escriben en la pizarra, etc. Si los maestros muestran esta actitud los niños y más en infantil no aprenden lo necesario y pierden desde pequeños el interés por los estudios.

Pongámonos el caso de que realmente las máquinas sustituyen a los maestros, ¿pensáis que un niño de infantil podría estar cinco horas delante de un ordenador por muy lúdicas que fuesen las clases?, ¿No crearíamos de esta manera niños completamente asociales?  Un niño de entre 3 y 6 años no es capaz de estar 5 horas sin realizar ningún tipo de actividad motriz y apenas mantiene su atención 30 minutos. Además sería necesario que una persona estuviese pendiente del niño durante sus clases online y se encargase de que el niño mantuviese relaciones sociales con sus iguales y de crear en él hábitos saludables.

Beatriz Risco Rubio
2ºB Educación Infantil
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario