domingo, 7 de abril de 2013

¿Es la escuela un buen lugar para desarrollar la imaginación?.

En muy pocas ocasiones los niños pueden desarrollar su destreza en el colegio. En el colegio se tratan mas las aptitudes verbales o matemáticas, otras ni se plantean.

Yo creo que en el colegio todo está sometido a normas y se da poco lugar a la imaginación. Los profesores y maestros tratan de que el niño asista a clase y se limite a escuchar y "no molestar", si es necesario reducir las intervenciones para que se esto se dé, pues se reducen. Esto puede ocasionar una rutina y por tanto un aburrimiento en el alumno que le ocasione una gran desmotivación.

Lo correcto sería encontrar el equilibrio entre el saber comportarse y las actuaciones naturales.

He comprobado como muchos amigos cercanos abandonaron el instituto porque estaban frustrados, pensaban que no podían lograr aprobar. Ante esto la mayoría de los padres intentan reforzar el aprendizaje con las clases extraescolares. Inscriben a los niños en inglés, pero, ¿acaso no reciben ya la formación necesaria los niños en el colegio? Las extraescolares creen que deberían ser enfocadas a tiempo de ocio y disfrute. El niño debe elegir que le gusta hacer o aprender, porque si en el colegio no va bien en inglés, lo va a ver como castigo y aunque termine aprobando la materia no creo que más tarde sea un idioma muy deseado
  
También se da el caso de las familias que apuntan a sus hijos a actividades extraescolares porque todos los demás lo hacen y el suyo no va a ser menos, sin importar si esas clases le aportan mucho

El realizar cualquier actividad  por voluntad propia, creo que puede despertar la curiosidad.

Al parecer como hace poco expuso el ministro de educación, lo que los maestros debemos inculcar y los estudiantes deben hacer es, no estudiar lo que quieran, sino, aquello que es necesario y pueda tener trabajo en un futuro.

Por esto creo que mientras existan individuos de esta indole que tengan poder sobre la educación, somos los maestros los que debemos actuar a menor escala e incentivar y hacer que el niño prospere en aquello que le gusta. Y si no pudiera ser asi, animar a los alumnos a participar en actividades extraescolares que les aporten diversion, distraccion y  lo que es mas importante motivación.

 Esta es mi propuesta para la revista, espero que anime a la reflexión.
Fátima Gallego Valero 2B Educación Primaria

1 comentario:

  1. Sugerimos la lectura de: "La buena escuela no asfixia la creatividad" en:
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/04/05/actualidad/1365175865_448281.html

    ResponderEliminar