jueves, 11 de abril de 2019

Parálisis cerebral, algunas experiencias vividas.

La parálisis cerebral es una discapacidad por una lesión en el cerebro que interrumpe a la movilidad y al control postural de la persona, poniéndoles límites en sus actividades. Aparte de afectar en estos aspectos, la parálisis puede influir en otros como el lenguaje, la memoria, el razonamiento, etc.


El grado de parálisis es variable de unas personas a otras, dependiendo del momento en el que se produce el daño. Hay personas que tienen una discapacidad que no es muy perceptible y hacen una vida normal, sin embargo, otras personas son afectadas de otra manera y dependen de terceros para la realización de tareas sencillas.

Las personas que padecen parálisis cerebral son entre 2 y 2,5 por cada mil nacidos, lo que quiere decir una de cada 500 personas.

Una de estas personas es muy cercana a mí, mi hermano Alberto. Es un niño de 14 años, cuándo él nació, mis padres trataron de explicarme lo que pasaba, yo no lo asimilaba, hasta que él empezó a crecer.

Muchas experiencias vividas y momentos duros a causa de la sociedad, ya que, de pequeños, mis padres nos llevaban al parque y empecé a ver como los niños rechazaban a mi hermano porque decían que no era un niño como ellos, que tenía un problema, que mi hermano no hablaba, y algo le pasaba, porque llevaba puestos unos aparatos en los pies llamados "dafos", le llamaban el niño "raro". Yo veía como mi familia cogía y nos sacaban del parque, lo peor de todo no era esto, sino es ver como muchas familias no son conscientes de ello, y se quedan mirando a las personas con discapacidad como si fuera algo extraño, y sus hijos les imitan. A pesar de yo ser pequeña, recuerdo que iba a hablar con esos padres y a contarles que mi hermano no era ningún niño "raro" como sus hijos lo llamaban, que mi hermano padecía parálisis cerebral.

En estos casos, la gente que no lo vive, tiene que estar igual de concienciada porque bastante ya es la familia que lo tiene, y los comentarios que tienen que oír, como para que la gente venga más en su contra. Todos somos diferentes, pero con los mismos derechos, por lo que estas personas, reciben su tratamiento adecuado con el fin de ayudarles.

En conclusión, es importante que hoy día se le ofrezca tanta importancia a mentalizarse sobre las dificultades de aprendizaje y la inclusión de ello en la sociedad, para que entre todos, se consiga que todas las personas reciban sus derechos para la consecución de una vida digna.




IRENE MENCÍA JIMÉNEZ
1º Educación Infantil
Irene.Mencia@alu.uclm.es
Fuente de imagen

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por contribuir con sus comentarios a las entradas de nuestra Revista Digital.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.