martes, 25 de abril de 2017

LIBROS DE TEXTO EN PAPEL VS. LIBROS DIGITALES

Desde la aparición de las nuevas tecnologías, éstas han evolucionado enormemente hasta convertirse en un elemento masivamente utilizado en casi todos los ámbitos de la sociedad. Como sabemos, también se han desarrollado en gran medida dentro de la educación cambiando varios aspectos de ésta. Uno de ellos es el referido a los libros de texto que, actualmente, empiezan a convivir con los libros digitales en las aulas.

Efectivamente, la aparición del libro digital se ha visto impulsada por todos los beneficios que ofrece y que, a mi juicio, se deben aprovechar. En primer lugar, la posibilidad de almacenar el temario de todas las asignaturas es altamente positiva, ya que libera a los alumnos de la enorme cantidad de libros y cuadernos con los que tienen que cargar a diario. Gracias al libro digital, pueden tener los contenidos de cada asignatura guardados y ordenados en un solo dispositivo que, además, pesa muy poco. Por lo tanto, a la vez se están evitando problemas futuros de salud como los provocados en la espalda por el peso de las mochilas.

Por otro lado, es importante destacar que los libros de texto tradicionales también poseen muchas ventajas de las que el libro digital carece. En mi opinión, es muy beneficioso para la comprensión de los alumnos poder subrayar, hacer anotaciones, esquemas, dibujos… Y esto no se puede hacer tan fácilmente en los libros digitales. Además, considero que es bastante grande el poder que los libros de texto ejercen, por sí mismos, sobre el aprendizaje de los alumnos. Con esto me refiero a lo positivo de que los estudiantes puedan "tocar y manipular" el temario de sus asignaturas, ya que esto, bajo mi punto, de vista les acerca a lo que están estudiando.

Con toda esta información nos preguntamos, ¿desaparecerá el libro de texto en papel ante la aparición del libro digital o convivirán ambos? En mi opinión, el uso que actualmente se hace de los libros digitales no es tan alto ni tan habitual como para pensar en una futura desaparición de los libros de texto impresos. Sin embargo, la rápida evolución que han tenido y tienen las TIC no me permite descartar la posibilidad por completo.

Sobre esta cuestión se han realizado algunos estudios, como el de Perspectivas 2014: Tecnología y pedagogía en las aulas, realizado por el Gabinete de Comunicación y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona. Accediendo al documento podéis ver las conclusiones a las que llegaron tras la investigación. Teniendo en cuenta que el estudio se realizó en 2014 y nos encontramos en el 2017, la verdad es que las conclusiones del estudio sobre el funcionamiento de las aulas en la actualidad fueron bastante acertadas.

¿Ocurrirá lo mismo con los años posteriores? ¿Seguirá aumentando el uso de los libros digitales hasta la desaparición de los libros impresos o, incluso, hasta la aparición de recursos superiores?


 


Elvira Hermoso Moreno
2ºA- Magisterio Educación Primaria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario