martes, 20 de mayo de 2014

PALABRAS AL VIENTO




La primera dificultad de un niño disléxico es asociar las letras con los sonidos. La dislexia está detrás del fracaso escolar laboral y personal. Con las ayudas necesarias muchos lo pueden superar.

Lourdes con ocho años tiene dificultad de aprendizaje y sus padres van a un especialista para solucionar el problema. Escribe palabras al revés, no diferencia el seis del nueve etc.

Gabino Diego es un hombre que sufre dislexia y cuenta cómo de pequeño sufrió este trastorno en la escuela. Su profesión es actor y esto le ha hecho ver el mundo más positivo, porque cuando se sentía rechazado se dio cuenta que sirve para eso, y puede hacer cosas.

El método Mil está diseñado para las personas con dislexia y consiste en asociar letras con sonidos.
Los colegios públicos tienen una medida para solucionar muchos de los trastornos del aprendizaje pero la dislexia no está muy atendido en estos por eso se recomienda colegios privados.

Los médicos consideran la dislexia no es un problema visual sino un problema fonológico. Esto se tiene que tener en cuenta para solucionar este problema.

Las investigaciones que se ha hecho se ha descubierto que el problema viene en el hemisferio derecho.
Es un problema genético mayoritariamente.

Los niños son conscientes de su problema y estos hacen esfuerzos extraordinarios para superar las situaciones en las que se encuentran.

El disléxico se entera de que va el texto pero le faltan detalles.

Hay tres tipos de dislexia, la superficial con lectura lenta; la dislexia fonologica niños con dificultad para leer palabras desconocidas. La dislexia mixta cuando están alteradas las dos vías de acceso.
Los primeros avances de superación de este trastorno se ven relativamente pronto pero para verlo superado puede llegar hasta dos años.

Hugo es un niño disléxico el cual va a un sistema de apoyo donde cuenta cómo se siente en su día a día. Este niño no solo tiene dislexia, también tiene problemas emocionales causado por esto por lo que hay que tratar los dos aspectos.  Estos grupos de apoyo sirven para que cuenten sus experiencias a lo largo de su vida y sire como terapia de grupo.

Alicia Martín, es una mujer que cuenta cómo de pequeña sufrió este trastorno.

Podemos destacar a disléxicos como Einstein, Picasso, Lennon..

En las escuelas especiales para las personas con este tipo de trastornos no tienen asignaturas marcadas, sino que trabajas a partir del centro de interés.

Las personas disléxicas tienen una serie de ayudas para que puedan seguir con su formación normal como por ejemplo:  en selectividad no tienen tiempo, no cuentan las faltas. En la universidad es diferente al instituto ya que los profesores tienen muy en cuenta las adaptaciones de las personas disléxicas.
Esto ayuda para una buena formación y para poder tener una vida normal, por lo que hay que apoyarlo.

Lucía Polo López

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada