domingo, 4 de mayo de 2014

VIDEOJUEGOS Y EDUCACIÓN.

Los videojuegos constituyen en este momento la entrada de los niños al mundo digital, las nuevas generaciones se alfabetizan digitalmente a través del juego y adquieren competencias diferentes a las de generaciones previas, competencias que les han de servir para manejarse en la sociedad digital. 

La escuela nunca ha sido partidaria a los medios y a las tecnologías. Durante años ha tenido una visión crítica, de desconfianza. La velocidad con la que se desarrolla la tecnología actual hace cada vez más evidente la brecha entre la formación escolar y los aprendizajes adquiridos fuera de la escuela. 

El uso de los videojuegos y las nuevas formas de aprendizaje no deberían dejar indiferente a los educadores y tampoco a los padres. Hasta el momento, parece que las preocupaciones se sitúan en término de control como tipos de juegos, contenidos, horas de juego, etc. Sin embargo, padres y educadores no educan a los niños en el uso de los medios y no se aprovechan de los recursos que los juegos pueden llegar a proporcionar para la formación.

Tras haber realizado el trabajo grupal "videojuegos y educación" en la asignatura de "educación y sociedad" ambas hemos llegado a la conclusión de que los videojuegos no son tan "malos" como siempre se ha pensado. Bien es cierto que tienen algunos aspectos negativos, como puede ser un alto contenido en violencia, sexismo o incluso adicción, pero no todo es negativo, ya que existen gran cantidad de aspectos positivos que se pueden señalar, tanto a nivel cognitivo como psicomotriz. 

Los videojuegos pueden ayudar a los niños a desarrollar su fantasía e imaginación, a tomar decisiones (aspecto muy positivo que luego le puede servir de gran ayuda en su vida adulta), a favorecer su atención y comprensión, en la resolución de problemas o a coordinar los que están pensando con lo que están haciendo… entre otros muchos. 

En cuanto a los videojuegos en el aula, creemos que es una técnica muy llamativa que deberían de utilizar todos los educadores. Existe una gran cantidad de videojuegos con un alto valor educativo, como por ejemplo, www.juegoseducativosonline.blogspot.es o www.pipoclub.com que puede ayudar a los niños a aprender a la vez que se divierten y disfrutan. 

Para finalizar, queremos concluir con una pregunta que nos ha llamado mucho la atención y que pensamos que, como futuros y futuras docentes, deberíamos de hacérnosla alguna vez a lo largo de nuestra carrera: ¿Aprender jugando o jugar a la vez que aprenden?

Joana Castellanos Romero.
Mª Carmen Llesta Gómez.
                                         2ºA Grado en Maestro de Educación Infantil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada