martes, 20 de mayo de 2014

Juegoterapia

En la primavera de 2010,  una mujer decide llevar una videoconsola antigua que ya no utilizaba al hijo de una amiga que estaba enfermo de cáncer y recibiendo radioterapia, con el fin de hacer más amenos los días de enfermedad de ese chico.

 Al ver que este niño sonreía cuando jugaba con la videoconsola y afrontaba la enfermedad de una manera positiva, surge la idea de crear una fundación donde poder donar nuestras viejas máquinas para poder usarlas en centros hospitalarios con áreas de oncología infantil.

La mujer a la que anteriormente nos referíamos es Mónica Esteban, fundadora de la organización juegoterapia, una organización donde podemos donar nuestras videoconsolas para así intentar hacer que los chicos enfermos de cáncer olviden por un momento sus problemas y sean felices jugando a videojuegos. Estas consolas son enviadas a cualquier parte de España que lo solicita. Esto es posible gracias a los colaboradores y patrocinadores que los apoyan como ENVIALIA, los cuales les ofrecen la capacidad de realizar envíos gratis a toda España

Este fue sólo el inicio ya que la iniciativa fue aumentando de tal manera y obteniendo tan buena respuesta por parte de los ciudadanos que la labor de la organización aumentó recogiendo también otro tipo de aparatos como ordenadores o tablets, decorando salas de hospitales, realizando visitas a entrenamientos de sus equipos favoritos, reponiendo televisores estropeados y en definitiva todo tipo de actividades que resulten agradables a estos niños y les hagan más amenas sus enfermedades.

Otra de las grandes iniciativas de la organización es la creación de un jardín infantil en las azoteas de los edificios del hospital, para que así si un niño decide jugar fuera pueda tener una zona de recreo exterior segura y confortable. A lo largo de 2013 y gracias a la colaboración de gente anónima consiguieron construir un jardín en la azotea del Hospital La Paz de Madrid y para este 2014 tienen previsto la construcción de otro jardín similar en el Hospital 12 de Octubre también de Madrid.

 Juegoterapia nos viene a decir que el uso de videojuegos en niños hospitalizados no es sólo beneficioso en cuanto a que se divierten, sino que ofrecen mucho más aparte de ello.  El juego es imprescindible en todas las etapas de la infancia, y se puede considerar como la actividad más importante de los niños, hasta tal punto fundamental, que clásicamente se habla de un niño sano, en el aspecto físico, mental y emocional, cuando juega espontáneamente, mientras que si no lo hace, estaría enfermo.

El juego cumpliría varias funciones en este sentido:

1) Estimulando al niño a cooperar con los procedimientos entre el personal sanitario y los familiares.
2) Ayudando a estructurar el tiempo en el hospital: consiguiendo romper la monotonía diaria.
3) Proporcionando sensación de "normalidad" ayudando a disminuir sensaciones estresantes.
4) Contribuyendo a mantener los niveles educativos adquiridos, si se utilizan juegos y juguetes que tengan una función didáctica.

Para finalizar, me centro en este último punto debido a que nuestro interés reside en la educación, y nos dice que los videojuegos (depende del videojuego y siempre adecuado al PEGI que se nos indique) son beneficiosos en muchos aspectos de la educación de los niños como la mejora en la creatividad, creación de estrategias, el esfuerzo de superación y la ayuda al manejo de las nuevas tecnologías entre otros. Por tanto hacer un uso responsable de ellos, nos puede servir como una manera muy divertida de aprender y mejorar los esquemas mentales que tenemos establecidos en nuestra cabeza.



Enlace de donde saqué la foto:

No hay comentarios:

Publicar un comentario