martes, 27 de mayo de 2014

​La reforma de la educación

Voy a hablar sobre la reforma de la educación, mi punto de vista sobre la aprobación de la LOMCE, ya que creo que no hacía falta su aprobación para próximamente sustituirla por la actual ley educativa. Pienso que en vez de sustituir la ley educativa, deberíamos mejorar la que tenemos y no estar pensando en crear y crear nuevas leyes, porque mientras que llevamos a cabo este proceso la educación sigue funcionando de una manera poco efectiva y no creamos soluciones.


Esta nueva ley educativa realiza algunos cambios como estos:
  • -Aceptan colegios exclusivos para chicos y para chicas
  • -ley de autonomía del profesorado, que dice proporcionar más autonomía a los centros.
  • -La primaria no se comprende en tres ciclos de dos cursos, sería sin ciclos solo con los 6 cursos.
  • -El área de Conocimiento del Medio pasa a dividirse en Ciencias Sociales y Ciencias Naturales.
  • -Exámenes extraordinarios en 3º curso y 6º curso, donde se debe aprobar para seguir adelante.

Esos son algunos cambios, pero en mi opinión se deben adentrar más profundamente en la educación y así poder identificar que es lo que falla, en vez de cada vez que algo va mal crear una ley.

En el video de “Buenas ideas TED”  con título Revolucionar la escuela nos ofrece una conferencia de Ken Robinson hablando sobre educación. Al empezar la conferencia dice que la creatividad de los niños es tan importante como su alfabetización, por eso hay que estar dispuesto siempre a equivocarse para que se nos ocurran cosas originales, si no es así nunca se nos ocurrirá algo original. Pero en los sistemas educativos esa reflexión no se lleva a cabo, porque equivocarse es lo peor que puede ocurrir en educación según se ha hecho ver desde siempre. En todo el planeta la artes son lo último en el sistema educativo dice Ken Robinson, así jerarquizado no podremos fomentar ni activar la creatividad que los niños necesitan. Una de las ideas que nombra es que damos más importancia a las materias con las que pensamos que tendremos trabajo, apartando a los niños de la opción de ser músico o artista porque no creemos que pueda ser un trabajo en su vida. En este mundo cuando un niño no presta atención a la enseñanza decimos que tiene un problema, pero y ¿Por qué no potenciamos lo que le gusta y lo que mejor saber hacer? Deberíamos apoyarle en lo que se le da mejor y no tratarlo como un alumno con problemas. Debemos potenciarle al máximo las cosas que le gustan para que salgan adelante y no se aburran en el proceso educativo, porque enseñándole lo que se le da bien puede llegar a ser algo en la vida. Hay que aprovechar al máximo las potencialidades de cada alumno para que lleguen a conseguir lo que les hace feliz y no esclavizarlos a algo que les aburre o no les motiva.


GERMÁN LÓPEZ-REY FORTUNA
2ºB PRIMARIA
germanlopezrey3@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario