miércoles, 2 de abril de 2014

¿POR QUÉ INVERTIR EN EDUCACIÓN?


El activo más valioso que posee un país no son sus riquezas naturales sino sus recursos humanos y por ello toda persona debe recibir educación y formación para ir tan lejos como sus capacidades personales se lo permitan. La sociedad tiene que ofrecer la posibilidad de formación humana durante toda la vida, no basta que un niño reciba educación sólo cuando es pequeño, la educación debe ser permanente durante toda la vida sin restricción alguna.

Y es en la etapa electoral que los ciudadanos debemos exigir a los candidatos, que nos presenten propuestas inteligentes para mejorar nuestro sistema educacional para el siglo XXI. Un pueblo educado eligirá a dirigentes honestos y competentes y estos dirigentes a su vez eligirán a los mejores asesores.

Un pueblo educado no tolera la corrupción, porque un pueblo educado sabe muy bien diferenciar un discurso serio de una prédica demagógia. Un pueblo ignorante desperdicia sus recursos y se empobrece, porque un pueblo ignorante vive de ilusión, con los cantos de sirena de candidatos demagógicos, populistas e improvisados, cayendo luego en la desilusión al ver sus esperanzas fustradas por el engaño demagógico. En cambio un pueblo educado prospera aun en condiciones adversas.

En el mundo moderno, la ciencia, la tecnología son fundamentales, y el gobierno de promoverlas para así desarrollar nuevos negocios, la investigación y desarrollo es fundamental para el perfeccionamiento de nuevos productos y usos.


Eva Maria Orgaz Pérez 

1 comentario:

  1. Tengo la misma opinión que usted, la educación es la llave para el desarrollo de un país, pues sólo a través de la educación podremos prosperar en todos los ámbitos de nuestra vida, economía, política... Por lo que todos necesitamos una buena educación y formación y una educación permanente, no sólo se aprende mientras estas en el sistema educativo, se aprende a lo largo de toda la vida, pues los contenidos y la sociedad va cambiando a lo largo del tiempo y siempre podemos aprender algo nuevo.
    Además creando ciudadanos bien formados y críticos no habrá lugar para engaños ni corrupción.

    ResponderEliminar