miércoles, 16 de mayo de 2012

LA INTERCULTURALIDAD EN LAS AULAS


¿Qué es la interculturalidad en las aulas?

La interculturalidad no es una educación compensatoria, ni una educación para extranjeros, ni siquiera aquélla que tiene sentido sólo en centros educativos o aulas donde existan diferentes culturas.

La educación intercultural está centrada en la diferencia y la pluralidad cultural que se opone a la integración entendida como asimilación. La educación intercultural pretende formar en todos los alumnos de todos los centros una competencia cultural madura, es decir, un bagaje de actitudes que les capacite para funcionar adecuadamente en nuestra sociedad multicultural y multilingüe.

Durante mis prácticas del ciclo superior de educación infantil en una guardería tuve la experiencia de poder trabajar con la interculturalidad y darme cuenta de lo importante que es para los pequeños educarles en ella y vivirla en primera persona.

Gracias a este tiempo de prácticas tuve la posibilidad de hacer unas preguntas a modo de entrevista a la directora del centro acerca de este tema que me gustaría compartir con vosotros.

·         ¿Cuánto tiempo llevas trabajando en la docencia?

o   En la docencia llevo trabajando y disfrutando de ella unos 28 años aproximadamente y concretamente en esta escuela infantil llevo unos 15 años.

·         ¿Durante los años de estudiante de magisterio, te hablaron algo de interculturalidad?

o   Cuando yo estudie la carrera no existía el mismo grado de interculturalidad que existe actualmente en las escuelas, e incluso me atrevería a decir que era muy raro encontrar en algún aula un niño/a de otra nacionalidad, por lo que no era una tema que se tratase en profundidad, nos hablaron algo de este tema pero muy poco.

·         ¿Durante todos estos años siempre has trabajado con interculturalidad?

o   No, como he dicho antes en mis comienzos tanto de estudiante como los primero trabajos no existía el mismo grado que actualmente por lo que los primeros años los alumnos que yo tenía eran todos de nacionalidad española, no fue hasta que no entre en esta escuela cuando lo vi más de cerca y tratado de una forma más profunda y natural.

·         ¿En un caso de interculturalidad de un niño/a que no habla ni entiende el castellano es muy difícil saber lo que pide, quiere o que entienda las actividades a realizar?

o   La primera vez que te enfrentas a ello es un poco complicado, y si dijera lo contrario mentiría, pero una vez que lo tienes de cerca se te ocurren muchísimas formas para abordar cualquier tema, e incluso los mismo pequeños a través de la imitación a sus compañeros también saben lo que hay que hacer o al aprenderse las rutinas diarias del aula, en realidad se pasa mal los primeros días tanto los niños como los profes, pero luego todos cogemos el habito y nos acostumbramos sin ningún tipo de problema.

·         ¿Crees que la presencia de niños/as con otras nacionalidades en las aulas es bueno?

o   Creo bajo mi opinión que la interculturalidad de las aulas es una experiencia muy rica para todos, para los niños, los profesores, los padres y en general para todos los que están cerca ya que de esta convivencia se aprende muchísimo.

·         Si un niño de otra nacionalidad entra a formar parte de un grupo de clase un poco avanzado en curso, ¿Cómo se comportan los demás niños con él/ella?

o   Por norma general se comportan igual sin hacer distinción por la nacionalidad, son muy pequeñitos y lo que ven cuando entra alguien nuevo principalmente es alguien más con quien poder jugar.

Como conclusión a esta entrevista y a este tema de la interculturalidad solo me queda decir que es una experiencia muy enriquecedora, gratificante y de la que se puede aprender mucho y no solo a edades tempranas si no durante toda la vida tanto académica como personal.

Beatriz García-Arisco Rodríguez
[Beatriz.Garciaarisco@alu.uclm.es]

2 comentarios:

  1. Los padres o tutores deberían realizar un curso intensivo de interculturalidad, tal vez de este modo pudieran ver más allá de su propia vida y ver las diferentes costumbres de las diferentes culturas y poder elegir su opinión, sin tener que juzgar en nombre de alguién que un día opino por el grupo (prejuicios) de este modo no ahí que molestarse en pensar porque ya lo han hecho por uno mismo. Tambíen metería en el autobús para ir a clases de interculturalidad a profesores, que de forma inconsciente da por hecho que ahí alumnos que no llegarán a ningún lado, ya que en primer lugar deberían creer para poder enseñar porque si no creen no pueden enseñar a creer.

    ResponderEliminar
  2. Los padres, madres, tutores de los menores o/y todo el mundo del entorno, deberían realizar un curso intensivo de interculturalidad. Tal vez de este modo verían más allá de su propia vida; ver distintas costumbres de las distintas culturas que les rodean y poder crear sus propias opiniones; sin tener que juzgar en nombre de alguien que un día opinó por el grupo(prejuicios, de este modo no ahí que molestarse en pensar porque ya lo han hecho por nosotros).
    También metería en un autobús para ir a clases de interculturalidad a profesores, políticos, personas que trabajan en puestos públicos, al panadero, al de la gasolinera, creo que todos tendríamos que ir.
    Los niños son nuestro reflejo y por ellos y un mundo más equitativo deberíamos movernos para cambiarlo.

    ResponderEliminar