martes, 15 de mayo de 2012

¿EN QUÉ CONSISTE UN T.G.D. (TRASTORNO GENERAL DEL DESARROLLO)?: Entrevista a una madre.

En general, los niños con T.G.D. comparten muchos de los síntomas de disfunción social y comunicativa que presentan los del trastorno autista. No hay una única terapia que funcione bien para todos los niños. La mayoría de profesionales y familias utilizan un conjunto de métodos que incluyen la modificación de conducta, educación estructurada, medicación de algún tipo, etc... En conjunto todas estas técnicas van encaminadas a minimizar el impacto de los comportamientos negativos que interfieren en el aprendizaje del niño, al tiempo que procuran estimular las conductas más normalizadas. 

En general podemos afirmar que, el tratamiento o la intervención en los T.G.D. deben hacerse en función de los síntomas y características de cada persona y no en función del diagnóstico en sí mismo. En este tipo de trastornos (T.G.D.) creemos imprescindible la implicación activa del terapeuta en el proceso evaluativo, de intervención y seguimiento. Para ello, hay que desplegar todas las capacidades necesarias para poder entrar en un mundo que es aún muy desconocido. Si logramos entender el peculiar funcionamiento del niño lograremos intervenir con mayor éxito. Muchos de estos niños, a falta del canal comunicativo eficaz, suelen expresar sus demandas de forma desadaptada (lloros, rabietas, desobediencia, conductas agresivas, etc...). Es, sencillamente, como han aprendido a funcionar a falta de otros recursos. Piense en la conducta como un mensaje que tiene que ser descodificado. La frustración que genera el no poder comunicar necesidades o estados de ánimo (miedo, ansiedad, confusión...) está muy presente en muchos de estos niños que, desde fuera, se ven simplemente como niños "maleducados", "enfermos" o "problemáticos". 

A medida que aprendemos a anticipar ciertos estados o situaciones del niño, las conductas pueden mejorar. No negaremos que, con frecuencia, estas conductas pueden ser el resultado de una mezcla entre una demanda que hay que interpretar pero también el fruto de unos malos hábitos aprendidos. Algunos padres suelen desarrollar conductas demasiado permisivas y tolerantes asumiendo el rol de "niño enfermo" consintiéndole demasiadas cosas o no distinguiendo bien lo que es consecuencia directa de su enfermedad o de su capricho.

Una vez establecidos estas pautas de conductas desadaptadas (agresividad, desobediencia, conductas imprevisibles, etc.), será más difícil erradicarlas a medida que el niño o niña se hace mayor.
Con demasiada frecuencia, la familia sufre excesivamente y como parte de esta situación desagradable se crean y mantienen nuevos sistemas de relación familiar. La familia busca su propio equilibrio y en esta necesidad surgen autolimitaciones en su vida cotidiana. Algunas familias, ante las conductas disruptivas, agresivas o desadaptadas pueden renunciar a ciertas salidas o visitas a lugares o personas conocidas con tal de evitarse males mayores. Las relaciones con los hijos pueden derivar a una relación coercitiva en la que el niño ejerce de verdadero tirano contra sus padres si no se han sabido poner los límites a tiempo. La presencia de un trastorno psicológico, por muy severo que sea, no debe ponernos trabas a la hora de intervenir a nivel psicológico, si con ello logramos minimizar o normalizar tales conductas.
El mensaje positivo que cabe lanzar es que cada niño dentro de los T.G.D. tiene su propio y peculiar potencial de aprendizaje. Es el deber de los diferentes profesionales el encontrarlo para llevarlo al máximo de su nivel de funcionamiento en todos los ámbitos.

Fuente de información: 

ENTREVISTA A SAGRARIO

1.       ¿En qué consiste un Trastorno General del Desarrollo (T.G.D)?
Sagrario, la mamá de Ana, la niña que tiene un T.G.D  sin especificar define este concepto de la siguiente manera consiste en una evasión del mundo que le rodea. Explica que una persona que padece este trastorno es una que no sabe muy bien dónde ir, ni que hacer, es decir que están en su cabeza y no hacen mucho caso al mundo que le rodea, les cuesta prestar atención a las órdenes que les hacen.

2.       ¿Con cuántos años detectaron que Ana tenía un trastorno general del Desarrollo?
Con 2.5 años los familiares comenzaron a notar que Ana era una niña muy tranquila, le decían cosas y ella no hacía caso o si lo hacía no reaccionaba; entonces su madre decidió decírselo a su médico de cabecera y  le empezaron a hacer pruebas de potenciales y en esas pruebas se llegó a la conclusión de que llevaran a Ana a Salud Mental en el hospital de Toledo; ya que veían que Ana no era una niña que desarrollaba las capacidades que tenían los niños de su edad. En este hospital estuvieron hasta los 3 años más o menos porque la madre no veía un avance en la evolución del desarrollo de Ana. Por lo tanto la madre decidió decírselo al médico que la estaba llevando en dicho centro y allí mismo le dijeron que fueran a un Centro Base que era donde diagnosticaban si Ana podría tener algún problema; entonces la llevaron a Centro Base y allí le diagnosticaron un T.G.D sin especificar. Desde este mismo centro le empiezan a dar estimulación temprana hasta los 6 años que es hasta la edad que pueden dar este tratamiento.

3.       ¿Ana va a un centro especial o a un centro ordinario?
Ana va a un centro ordinario; lo único que comenzó su proceso educativo a los tres años en un centro privado y por cuestiones como por ejemplo que no había orientadora en este colegio al año siguiente se traslada a Ana a un colegio público donde le daban apoyo los PT (Pedagogía Terapéutica) estos son maestros especializados en Educación Especial. Aunque Ana acuda a centros ordinarios siempre ha tenido una ayuda especial que los demás alumnos de su edad no tenían.  

 4.       ¿Qué síntomas tenía Ana cuando se lo detectásteis?
Ana era una persona muy tranquila y cuando empezó a hablar hablaba mucho en tercera persona (Ana quiere, Ana necesita…), tenía algunas estereotipias (se come las pestañas por las noches) y algunas ecolalias (de vez en cuando quiere imitar lo que dice una amiga y con el mismo tono y lo dice de la misma manera que la amiga lo había dicho y con el mismo tono).

5.       ¿Qué hicisteis cuando notásteis que Ana no tenía acciones que iban acordes con su edad?
En cuanto notamos que Ana no reaccionaba de manera normal como debería reaccionar con la edad que tenía decidimos ir a su médico de cabecera y comentarle lo que le ocurría a Ana.

6.       ¿Cómo reacciona Ana cuando empieza a ir al colegio?
Ana cuando va al colegio es como una niña normal aunque le daban un apoyo más especial y le explicaban todo de manera individual, ya que si no lo hacían de esa manera Ana podía quedarse sin hacer nada porque no entendía lo tenía que hacer.

7.       A la hora de estudiar ¿Qué técnicas utiliza?
Ana no utiliza ninguna técnica especial para estudiar sino que ella estudia como todos los niños memorizando porque además tiene mucha facilidad para memorizar, pero su madre se tiene que poner con ella porque si no  hace nada se entretiene con cualquier cosa y se va de lo que está haciendo y no estudia.

8.       ¿Cómo ayudáis los familiares a Ana a estudiar?
Los familiares la ayudan a hacerse esquemas para que le resulte más fácil el estudio y  se ponen al lado suyo para ayudarla en el momento que tenga alguna duda a la hora de realizar las tareas.

9.       Su hermana ¿Cómo actúa con ella?
Su hermana la cuida mucho y la ayuda en las tareas del instituto. Pero esto, en cierta medida,  le ha perjudicado porque al estar acostumbrada a estar siempre pendiente de alguien, en este caso de su hermana, cuando ella iba al colegio hasta que todos los niños no sacaban los libros ella no los sacaba porque estaba pendiente de que todos los demás lo sacarán y si alguno no lo sacaba ella se encargaba de decírselo a la profesora. Esto es un problema porque le pasaba con todo no solo con el tema de los libros, por lo tanto esto le perjudicaba a sus notas.

10.   ¿Qué medidas de apoyo a la diversidad le han dado?
Ana cuando iba a primaria a pesar de ir a una clase con niños normales los profesores la  prestaban  Atención  Especial ya que le explicaban las cosas de forma más individual si ella no se enteraba. En 2º de la E.S.O le daban clases de refuerzo para las matemáticas y lengua pero al sacarse a Ana en clases como por ejemplo sociales para darle el refuerzo de matemáticas y lengua perdía en sociales; y debido a estos problemas la madre de Ana decidió que le dieran clases normales sin sacársela a  clases apoyo lo que en su curso actual que es 3º E.S.O es un gran problema y sus notas son malas. Pero la solución que le dan en el centro al que acude es que Ana repita curso y haga 3º en diversificación.

11.   ¿Qué tipo de adaptaciones curriculares le han hecho a Ana?
Ana no ha tenido ninguna adaptación curricular, a excepción de 1º de la E.S.O que la mandaba a una clase donde iban todos los niños que necesitaban una ayuda más individual. A estos niños  les impartían la misma materia que los demás niños que iban a una clase normal pero de forma más pausada para que todos los niños pudieran enterarse bien.

 María Rivera Simón.
1ºA Educación Infantil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada