domingo, 24 de marzo de 2013

TIC, FAMILIA Y EDUCACIÓN ¿SON COMPATIBLES?

TIC, FAMILIA Y EDUCACIÓN ¿SON COMPATIBLES?

Ante esta pregunta podemos obtener tres respuestas: sí, no y depende. No obstante, cada una de esas respuestas puede tener millones de porqués.

La sociedad, familias y colegios se están digitalizando. Esto es un hecho. Pero también tenemos que tener en cuenta que no todas las familias apoyan las TIC. Hay familias que utilizan ordenadores en el trabajo, otras que los utilizan en casa por puro entretenimiento, otras que la única persona que utiliza el ordenador dentro de su casa puede que sea su hijo/a, o incluso se puede dar el caso de que nadie en su casa utilice un ordenador. Pero, ¿qué problema trae tanta variedad en el uso de las TIC? La brecha digital.

En la actualidad, existen muchos colegios e institutos en los cuáles utilizan las nuevas tecnologías de la información para comunicarse con las familias. Uno de los ejemplos que más se dan en los institutos es que si el adolescente no asiste algún día a clase, el centro envía un SMS a sus padres.  Algunos pueden estar a favor de este método y otros en contra, pero siempre queda la misma cuestión: ¿qué ocurre con aquellos padres que no saben abrir un mensaje en su móvil?

Además, en Educación Infantil se intenta que la familia y la escuela se comuniquen de forma electrónica. Una de las ventajas que tiene esto es que no es necesario que el tutor o la tutora se reúnan con los padres cada vez que estos tienen alguna duda. Pero seguimos con el hecho de que no todas las familias tienen un correo electrónico, red social o saben conectarse a Internet.

¿Qué podemos hacer entonces? Existen numerosas soluciones. Algunas de las que se me ocurren son:
  1. Intentar utilizar tanto las TIC como la vía tradicional de comunicación con los padres, para que no exista esa desigualdad.
  2. En la reunión inicial de curso podemos pasar una hoja en la que los padres indiquen si saben utilizar un correo electrónico o si no saben utilizarlo. Esto nos ayudará a hacernos una idea sobre cuántos de los padres de nuestros hijos tienen nociones básicas sobre las TIC y cuántos no.
  3. Podremos utilizar una tarde de un día a la semana para enseñar cómo utilizar un ordenador, cómo leer y mandar correos, y cómo pueden entrar en la página web del colegio. Esta actividad será de carácter voluntario y únicamente para los padres que no sepan cómo se utiliza. Si son muchos padres quizá pueda venir alguno que sí lo domina para ayudarnos.
  4. Intentaremos fomentar el uso de las TIC con los padres puesto que éste será el medio con el cual los niños realizarán muchas de las actividades.

Lo más importante es intentar eliminar poco a poco esa brecha digital que existe entre las familias. No consiste en intentar convencerlas de que las tecnologías son buenas, consiste en que se empiece a utilizar como un recurso para la comunicación entre éstas y la escuela. Pero lo que está claro es que sin nuestra ayuda y nuestra dedicación, no será posible.

Y ahora os pregunto a vosotros: familias, maestros o futuros maestros ¿intentaríais eliminar la brecha digital? ¿Qué ideas o soluciones pasan por vuestras cabezas?

Fotografía sacada de: http://www.doslourdes.net/

Sandra Díaz Pérez.
2ºB Educación Infantil 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada