jueves, 30 de diciembre de 2010

La imagen: ¿vale más que mil palabras?

La imagen: ¿vale más que mil palabras?

Es una de las frases más utilizadas cuando se habla de imagen fija.

Después de trabajar con la imagen fija y su importancia en las aulas de primaria, me ha llevado a pensar sobre las asignaturas que trabajan de forma principal, con las imágenes.

Los estímulos visuales para el aprendizaje de la lengua extranjera, son una propuesta para fomentar la expresión oral, escrita y una serie de actividades didácticas, posiblemente muy motivadoras, e incluso, muy divertidas.

            En la mayoría de los libros, de todas las asignaturas, aparecen imágenes y fotos, que desempeñan un papel importante en el proceso de aprendizaje.

Llegando al aula de idiomas, podemos apreciar las imágenes como elementos imprescindibles para realizar un aprendizaje comunicativo de la lengua. Utilizadas para facilitar la comunicación entre personas y culturas.

            Las imágenes contienen una serie de significados e informaciones, que las personas debemos conocer, saber leer para ser capaces de entenderlas y relacionarlas con información y los mensajes que trasmiten.

Hay una dificultad en todos los recursos educativos con los que contamos. Los docentes antes de usar las imágenes, tienen que pensar en una serie de cuestiones que deben conocer para realizar el uso de estos recursos: forma de exponer las imágenes, momento adecuado, que objetivos trabajo con las imágenes, que selección es la más conveniente para el uso en el aula atendiendo a las características del alumnado, entre otras posibles cuestiones.

            Por ello, debemos tener claras las ventajas, de igual manera que los inconvenientes.

Principalmente destaco las ventajas: son una forma de activar los conocimientos relacionados. Muy útil en la adquisición de vocabulario. Forma introductoria muy completa de aspectos culturales y características de la zona. Facilitan el entendimiento de los textos, procesos comunicativos y actividades o trabajo personal.

Además, son un recurso muy atractivo para el trabajo imaginativo, donde podemos trabajar a partir de una foto especulaciones sobre que hay antes, durante o después de la imagen o foto, utilizando, por supuesto, conceptos de la lengua extranjera.

Para el docente, debe ser un recurso básico, desde el que planificar que hacemos antes de trabajar con la imagen, durante y después. Como siempre es un elemento muy beneficioso siempre que lo utilicemos de forma adaptada a la situación, nivel del alumnado y necesidades.

Nuria Pérez Pulido (3º de Ed. Primaria)
Foto de grupo tomada durante el taller de producción de imágenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada