lunes, 6 de mayo de 2013

La televisión y los niños

La televisión es el medio de comunicación más fácilmente accesible para los niños, ya que está presente en todas las casas y escuelas. Los niños desde el primer año de vida pueden ver la televisión, incluso antes de haber aprendido a hablar, leer o escribir.

La televisión puede acercar el mundo exterior a los niños, gracias a ella pueden conocer como es el mundo fuera de su colegio, su barrio o su ciudad, además les permite hacer viajes a otros lugares, y algunos de ellos inaccesibles que no solo les entretiene, sino que también les enseña.

La influencia de la televisión en los niños afecta tanto en su desarrollo como en sus relaciones sociales. Algunos programas educativos pueden ayudar a potenciar habilidades y a que adquieran nuevos conocimientos, otros programas por el contrario, pueden hacer que aprendan cosas que no deberían aprender a su edad, y que en muchos casos hacen que adquieran vocabulario no deseado. En la mayoría de casos, los niños no saben diferenciar entre los contenidos que están bien y los que no, además tienen dificultades para distinguir entre la ficción que pueden ver en la televisión y la realidad debido a su ingenuidad.

Como conclusión, la televisión puede ser usada como un buen instrumento para reforzar hábitos, potenciar valores y adquirir conocimientos, si es bien empleada, es decir, no dejando que los niños tomen el control del mando de la televisión, ya que podrían ver programas que no son apropiados para ellos. Hay algunos programas en la televisión que pueden beneficiarles, pero hay algunos que no, y que además son muy atrayentes para ellos, y por eso, tenemos que tener mucho cuidado para que los niños no vean dichos programas, ya que les influirán negativamente.


Selene Moreno Delgado
2º B Magisterio Infantil

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada