viernes, 14 de octubre de 2011

CRE-ANDO: Una nueva experiencia educativa, un reto experimental…



Puede que mucha gente piense que una escuela infantil es un lugar donde únicamente cuidan a los niños, donde cambiar pañales, darles de comer y dormir son las actividades vitales e imprescindibles para el niño… Pero esto,  no es del todo cierto, ya que un niño necesita moverse, explorar, conocer el espacio que le rodea, usar cada una de sus capacidades para desenvolverse en el entorno, aprender a sentir, aprender a convivir y, sobre todo, vivenciar cada uno de sus aprendizajes mediante la guía de un adulto, en este caso, los profesionales que están con ellos en los Centros de Educación Infantil.


 Todo esto, nos lleva a contar nuestra experiencia desde C.E.I. NANOS; un día se cruzaron por el camino profesionales del mundo de la educación y de la atención temprana, sin conocerse de nada coincidieron en muchos ideales, en muchos conceptos, muchas metas y un solo reto, comenzar a cambiar la educación de nuestros niños, desde dentro, desde nuestra escuela, trabajando desde lo experimental, desde lo más humano y sencillo, con un proyecto nuevo, y aventurándonos a ser creadores de nuestro propio proyecto educativo. La ideología de trabajo nos surge de la necesidad de vincular la situación real que vivimos respecto a los niños en la sociedad. 

Nos mueve ser pioneros de nuestra propia filosofía y a la misma vez estamos abiertos a nuevas ideas y a mejorar todo aquello que nos sea posible: la autocrítica y la escucha son los principios básicos de nuestra creación. Algunas de nuestras metas en esta nueva experiencia que nos marcan el comienzo de la especial mirada al niño son: fomentar una cultura creativa que valora los sentimientos, la lógica y el mundo emocional, y demostrar que los niños no aprenden simplemente por una relación de causa-efecto, ni por una enseñanza directa adulto-niño, sino que existe algo más, la importancia de las relaciones con el medio que los rodea y tener siempre presente que su aprendizaje es mérito de ellos, de sus actividades y del uso de los recursos que poseen. Creemos posible que nuestro proyecto, por las bases en las que está creado, admite a todos y cada uno de los niños, es decir, nuestra escuela tiene alumnos con necesidades educativas especiales que siguen el ritmo del proyecto gracias a que ellos mismos lo experimentan y con ayuda de los profesionales del centro que potencian su desarrollo. 

Quizás el uso de la pintura de dedos para trabajar la motricidad fina, o el uso de pelotas de muchos tamaños en juego libre para incitar el movimiento, las relaciones sociales y la motricidad a nivel global, sean actividades más sencillas que rellenar un cuaderno de trabajo y sean menos valoradas en algunas ocasiones, pero son actividades asociadas a nuestro proyecto, y las hemos elegido porque creemos en su poder y en sus resultados….. Por ejemplo, la pintura de dedos es un elemento de sensopercepción que estimula la vista por sus diferentes colores, el olfato, dependiendo del olor que tenga y de lo que eso nos produzca… y sin duda estimula el tacto por sus texturas y sensaciones que produce al tocarla. Además de que propicia la experimentación con los dedos, la integración de ambas manos y fomenta la expresión creadora de los niños, un organizador del desarrollo que en muchas ocasiones hasta los adultos olvidamos…. 

Y por último, nos gustaría acabar con una frase célebre… “Todo lo que realmente necesito saber sobre cómo vivir y cómo ser, lo aprendí en la Escuela Infantil. La sabiduría no estaba en la cima de la montaña de los títulos académicos, sino en el montón de arena del patio.” (Robert Fulghum

SERVICIO DE COORDINACION Y GESTIÓN DEL PROYECTO EDUCATIVO CRE-ANDO
C. E.I NANOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada