jueves, 22 de enero de 2009

ETWINNING: Experiencias en el Colegio Público San Ildefonso de Talavera de la Reina.

Tras la presentación del trabajo “Aulas Althia” para la asignatura de Nuevas Tecnologías aplicadas a la Educación, y la gran aceptación que tuvo el recurso “Etwinning”, utilizado principalmente desde el área de idiomas dentro del aula althia, me puse en contacto con la profesora “Puri”, que fue la persona que me puso “al día” sobre este excelente recurso, para que escribiera este artículo explicando en que consiste etwinning.


Purificación Tomás Briz es profesora de inglés en el colegio público “San Ildefonso” de Talavera de la Reina. A continuación nos explica en qué consiste Etwinning:



Etwinning es una parte fundamental del Programa eLearning iniciado por la Comisión Europea en el año 2004. Pretende que dos centros de dos países europeos diferentes aprovechen las posibilidades que ofrecen las tecnologías de la información y comunicación (TIC) para colaborar y obtener beneficios pedagógicos, sociales y culturales.

Llevar a cabo un proyecto etwinning significa tener la oportunidad de trabajar conjuntamente con otro centro europeo fomentando así el diálogo intercultural y sensibilizando sobre el modelo de sociedad europea multilingüe y multicultural.


Actualmente enseño Inglés en un Colegio de Primaria. A lo largo de mi carrera como docente, siempre he intentado buscar fórmulas con las que motivar a mis alumnos para dar un sentido práctico a lo que les enseñaba en el aula, pretendía que el inglés fuera mucho más allá de los libros de texto. Poco a poco descubrí la posibilidad de aplicar las nuevas tecnologías a mis clases, pero para muchos de los que pertenecemos a la generación en la que el lápiz, el papel, la tiza y nuestra voz eran las herramientas que manejábamos en nuestro quehacer diario, enfrentarse al uso de las TICs suponía un reto importante. Ello implicaba, primero, una formación , y, segundo, un cambio de mentalidad, una nueva forma de enseñar, un cambio importante en la metodología y en la dinámica en nuestras clases. Crear, innovar y sobre todo, motivar con instrumentos y materiales nuevos serían los ejes en los que fundamentaría ahora mi tarea como docente.

En la plataforma etwinning descubrí la fórmula perfecta para llevar a cabo mis expectativas: mis alumnos podrían comunicarse en inglés con otros jóvenes europeos utilizando las tecnologías de la información y comunicación. Así pues, he llevado a cabo dos proyectos etwinning, uno con Bulgaria (“European friends”) y otro con Polonia (“Two cultures, two lifestyles”).

Personalmente tengo que señalar que trabajar con otros colegas europeos ha sido muy gratificante y enriquecedor. Durante el desarrollo de nuestros proyectos hemos intercambiado ideas, metodologías, material, experiencias personales…..En cuanto a mis alumnos, los resultados han sido muy satisfactorios. En una primera fase del proyecto realizábamos un intercambio de información como primera toma de contacto ( descripciones personales, hobbies, costumbres, tradiciones, etc, etc….) pero en una segunda fase, la idea era trabajar sobre un proyecto común basado en los principios del trabajo colaborativo (elaboración de pósters, cuentos digitales, etc, etc….), elaborábamos un material conjuntamente. Para ello han aprendido a utilizar el correo electrónico, a hacer Powerpoints, Webquests, a buscar información en internet, a organizarla, etc, etc…..Han adquirido, en definitiva, nuevas destrezas, nuevos conocimientos y nuevas experiencias interculturales.
El portal etwinning me ofrecía unas herramientas muy útiles para desarrollar este tipo de actividades. Tal vez, teniendo en cuenta mi responsabilidad como docente, la que más valore sea la de ofrecer una red con una estructura fiable. Dados los riesgos que conlleva, en todo momento el profesor puede ejercer el control sobre la actividad, principalmente en lo que se refiere al correo electrónico, chats con los otros compañeros europeos, etc.

Para ser realistas también tengo que señalar que a veces llevar a cabo un proyecto etwinning no es fácil. Hay que tener muy claros los objetivos para no perdernos. Ello exige tener las ideas muy claras de lo que se pretende y planificarlo todo minuciosamente aunque teniendo en cuenta también una cierta flexibilidad. Como dije anteriormente, el uso de las TICs supone un cambio en la dinámica de nuestras clases. Crear asociaciones pedagógicas también implica un cambio pedagógico en el que se promueve la comunicación de un modo real y supone que los alumnos interactúen entre sí, comprendiendo, compartiendo, manipulando datos y produciendo materiales, haciéndoles, en definitiva, responsables de su propio aprendizaje. Y, además, en otro idioma. También a veces nos encontramos con problemas tecnológicos que dificultan enormemente nuestra planificación de trabajo retrasándola considerablemente… Esto supone desarrollar una serie de estrategias y destrezas que habrá que prever en la metodología y temporalización que planifiquemos de antemano.

Como información complementaria quiero apuntar que un proyecto etwinning se puede llevar a cabo en cualquier idioma de la Unión Europea y que los temas sobre los que desarrollarlos los pone el límite de la imaginación de cada uno.

Desde mi propia experiencia, quiero animar a todos mis compañeros a la utilización de las nuevas tecnologías en el aula y a embarcarse en la aventura de un proyecto etwinning. Ambas constituyen unas herramientas de valor incalculable para nuestra labor docente. Además de innovar y crear son un recurso importantísimo sobre todo para motivar a nuestros alumnos, porque, dicho sea de paso, también tienen todo el derecho a recibir una educación al día.
Talavera de la Reina, 18 de Enero de 2009.

Artículo escrito por:
  • Sergio Gutiérrez Hernando. Licenciado Educación Física y alumno 3º Magisterio de Educación Física.
  • Purificación Tomás Briz. Profesora de Inglés en el Colegio público “San Ildefonso” de Talavera de la Reina.

Para más información: http://www.etwinning.net/.

No hay comentarios:

Publicar un comentario