viernes, 15 de diciembre de 2017

¿Por qué sufrir aprendiendo?

Después de un período de observación en la realización de mi Practicum I o prácticas del grado de educación Primaria en la universidad, he comparado el estilo metodológico de profesores "conservadores" e "innovadores", en resumen: entre el método técnico de "la letra con sangre entra" y, el que pone énfasis en una metodología basada menos en los resultados.

A fin de cuentas, la vida solo es una, entonces ¿Por qué sufrir aprendiendo? ¿Tiene sentido que un alumno en la tierna infancia o preadolescencia sea castigado continuamente?

Reflexión y opinión personal: no os baséis en el rendimiento, es importante, pero no el fin último de un proceso de enseñanza aprendizaje en el alumno escolar. 

Hay que basarse en el procedimiento, porque si no, ¿Sería justo que un elefante saque menos nota en lanzamiento de rocas que un mono?
Sacaría un peor resultado por la poca destreza comparado con un mono, pero... !En realidad el elefante es más fuerte!

Os dejo una moraleja acerca de esta entrada en mi blog en forma de película: "El club de los poetas muertos":


Es una película que ilustra mi reflexión, pero más bien yo ilustro la película con la reflexión. 


Aunque parece que este examen está mal, en realidad visto desde otro contexto ¡Está perfecto!, solo que no es adecuado para lo que exige el profesor.

Alejandro Arévalo Oteo (Estudiante de Magisterio en UCLM)
Mail de contacto: aajandro1@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por contribuir con sus comentarios a las entradas de nuestra Revista Digital.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.